martes, 11 de diciembre de 2012

(amphibia)























no llegará tu voz
a rescatarme
no llegará
y con la terca sombra de lo único
guardaré mi cabeza en un cajón
y ya sin nervios
sin ojos y sin lengua
adaptaré mi cuerpo
al frío de la sangre
y rezaré
desesperadamente
rezaré
para que mis pulmones
recuerden a sus branquias.

[foto: lilya corneli]

jueves, 6 de diciembre de 2012

enroscada
























mucho antes del silencio
fui gregaria
(igual que las abejas)
tuve amantes
padres hermanos hijos
tuve casa
donde guardar pasiones y dolores
tuve ritmo
tuve métrica
y estos otros
bien amados
mis poemas
mucho antes del silencio
como un rótulo
como un salmo que insiste 
y siempre
y siempre
ensalza lo incompleto.

[foto: extraída de la red]

martes, 20 de noviembre de 2012

(autopsia)
























escribo
rescatando latidos y vísceras
en los despojos
como un grito indultado a la noche que golpea

boca que en boca/ para saberme.

foto: lilya corneli

martes, 30 de octubre de 2012

(ósmosis)
























comprendo si me dices
que ayer te estremecías
sumergido
si me dices
soledad
como si ya la sangre 
no quisiera
si me dices
despojado
de palabras y lápices
como una triste fuga que no advierte

       yo también.

       [foto: lilya cornelli]

viernes, 19 de octubre de 2012

Catorce pasos




Hay una contención como de agua que presiona las palabras terminales. Cómo decir lo que se desploma en manos inseguras. Pasos. Catorce pasos. Una debilidad que compara una lluvia y otra lluvia. El mar no tiene dioses. Pero sí, sí los tiene, son los ahogados que acumulan sus ayeres. 

[foto: jamime mu]

martes, 16 de octubre de 2012

a ti poeta






















a ti poeta
de los pueblos sin cura
de las calles más íntimas
rojo y estaño
a ti que reconoces la palabra
y elevas la caricia a lo espontáneo
y te detienes
y te conjugas
con la revolución deshilachada
en bosques de farolas  
rojo y escuálido
a ti que sobrevives las encinas
y escuchas el runrún de lo insurgente
y te comienzas
cada hilo te comienzas
como una mariposa que entreabre.

                                                                                                        [foto: oprisco]

sábado, 13 de octubre de 2012

hasta el escalofrío




























no importa
si me contagio lenta ya no importa
la pólvora escarchada
ni la profundidad del aire
tampoco la mudez
ni el golpe en las costillas

hay palabras
que provocan su náusea y su grito
alrededor de mí

hay palabras que hilvanan
hundimiento y ausencia
como una catedral de porvenires rotos

qué importa si me busco donde nunca 

tan sólo es respirar
         o tal vez no.

                                                                  foto: lilya cornelli

miércoles, 3 de octubre de 2012

desvaídos
























se diluye la pausa 
donde tú y yo cupimos
la tentación de siempre
la elipse del milagro

se diluye
se me está diluyendo

el salitre que tú desconocías
el poema
y estos versos
que se extienden
como un golpe de agujas sobre mí

se diluyen

nos están diluyendo.

foto: benoit courti

lunes, 24 de septiembre de 2012

tu boca





















como si una epidemia
me asolara
me miro en los espejos
y repito tu boca
por todas partes
esa boca
que reclama el asedio
en un tiempo de piel
esa boca
que consiente y se queda
ahogándome
ocupándome
como si entre mis muslos
tú fueras
anticipadamente.

foto: lilya cornelli

miércoles, 19 de septiembre de 2012

una lengua de nácar
























no sé si aguantaremos
ni si hemos de probar la resistencia
pero debo decir
(quizás
por materializar el aire)
que fue
un día fue
y hablamos otra lengua
una respiración en el declive
puro lenguaje sin materia.

foto: benoit courti

domingo, 16 de septiembre de 2012

quisiera
























yo quisiera cubrirte
con sigilo de pájaros
despacito
tu piel quisiera
como renunciando
sin saber que septiembre
nos pasa
con una misma luz
de palabras inválidas
y tú lloras
desposeído
lloras
tan desnudo y tan frágil.

foto: lilya cornelli

lunes, 3 de septiembre de 2012

PoesíaA3 (recital)




Siete meses después repetimos. Esta vez en Málaga, el seis de septiembre en el Ateneo, a las ocho de la tarde. Nada nos gustaría más que nos acompañases.

Cartel: Luisa Navarrete

lunes, 20 de agosto de 2012

se me está quemando la jalea (velada poética)





El albergue se encuentra en Campillo de Ranas, uno de los pueblos que conforman la arquitectura negra de Guadalajara (una auténtica maravilla). Si te apetece : reservas@tejanegra.com o llamando al             616 857 022      .

Echa un vistazo: AQUÍ.

Nosotros intentaremos que lo vivas y disfrutes con intensidad. No lo olvides, el 24 de agosto a las ocho de la tarde. ¡Nos vemos!


lunes, 23 de julio de 2012

(amanece)
























no hay tú
ni tan siquiera yo,
no hay padres, no hay hijos,
no hay cuando,
ahora ya es tarde
para la tregua,
para el almendro,
tarde para la fiebre
de los que mueren juntos,
hasta para escribir es tarde
(lo saben los adverbios y los gatos),
el silencio ya empieza,
ya empieza,
me aferro a él
y parece otra vez,
inesperadamente limpio,
el mismo día, el mismo cráneo.

[foto: jaime mu]

jueves, 28 de junio de 2012

Camarada, un poema de Tomás Rivero


























         A Paloma Corrales


La energía tiene un nombre:
Vladimir Maiakovski y yo.
Aunque él sienta que el yo es demasiado poco.
Y yo sea tal vez el último poeta
que exige el socialismo para amar
desesperadamente.
Que yo, como él, necesite precipitarme
en todos los corazones,
a pesar de que la barca del amor se estrella
una y otra vez contra la vida cotidiana.
Contra el silencio. Contra las palabras huecas.
Camarada vida, aprieta el paso
dice Maiakovski
o digo yo. Afirmamos ambos.
Camarada Vladimiro,
me quedan diez años de amar
con cierta pulcritud
o con un desahogado talante
de hombre enérgico,
con las categóricas afirmaciones
limpias y valientes,
de un poeta vencido por el viento
de las costumbres.
Después ya nada será igual,
todo habrá terminado
y seremos felices.


Su blog: AQUÍ
[foto: john rawlings]
_____________________________________________________________________________________________

Gracias, Poeta.

miércoles, 27 de junio de 2012

como pan recién hecho






















tú que te enamorabas de los sauces
con la mirada clara
por tener un amor
de piel y tacto, tú
que buceaste en todas las palabras,
en los suspiros rotos,
en las perchas de nadie,
al norte del lenguaje,

tú que nunca supiste las palomas
ni el orden de sus plumas,

tú famélico, tú quebrado,
tú sin miedo,
tú tan firme,
tan buen hombre,

tú que lates los hilos al borde de los gestos,

tú solo eres capaz
de llenar los vacíos que siempre nos delatan.

[foto: plis7li]

viernes, 8 de junio de 2012

Temblores





















Pensaba que elegía
la soledad brutal de escribir versos,
que la palabra fuera
rescatar otras vidas,
otras gaviotas, otro silencio,

pensaba que elegía lo que nace
y se presiente como un rumor cósmico,
lo vulnerable,
que la palabra fuera templada
para elevar conciencias,

pensaba que elegía desandar
los vínculos forzosos,
escribir por ejemplo:
más allá de tus muslos hay un blues
que murmura metáforas
con ternura de sílex, con caricia de algas

(más allá),

pensaba que elegía
desvincularse
y temblaba
con ojos amarillos la misma impronta,
el mismo ruido,

y elegía
que la palabra fuera pulmón y aire
más allá de la lengua,
que la palabra fuera y no muriera.    

[foto: plis7lis]

miércoles, 6 de junio de 2012

Rosa de nieve, un poema de Elvira Daudet





















                                                                           
                                        A Paloma Corrales


Como lagos del Norte en el verano
son sus ojos de dulcísima Ofelia,
puras gemas de azul desmesurado,
deslumbrantes faros de inteligencia.
Bandera clandestina, su salvaje

melena de walkyria ondea al viento,
panal de miel colmado, pide guerra
y designa al que debe morir en el abrazo.



Esta bella medusa, cuyo coraje asusta
pues parece que va a comerse el mundo,
vive en una montaña retirada,
leyendo y podando palabras como rosas.



Pero lo más hermoso no se halla
en las piedras preciosas de sus ojos,
los rizados helechos que coronan su frente,
tampoco en su bondad con los poetas.
Lo más hermoso es que cultiva un sueño:
una rosa de nieve llamada poesía,
a la que se ha entregado, a tumba abierta,
esta valiente mensajera de luz.



Vestal del dios tristeza, a Paloma
la salvará su amor por la belleza,
las palabras de arcángel que ha dejado grabadas
en las tablas de cuarzo del mañana.


Elvira Daudet, 6 de junio de 2012



Su blog: AQUÍ
 [foto: extraída de la red]


___________________________________________________________________________________________


Gracias de corazón, Poeta. 

domingo, 3 de junio de 2012

desembocando





















sucede que las lilas
y los grillos,
sucede que la sangre
y tu mirada,          
sucede que la luz y la cerveza,
los peces y los árboles,

sucede sin memoria
el amor 
y tú me llamas,

sucede que sucede,

pero a pesar de todo,
sucede que los pájaros
nos revelan
según su testimonio adolescente,

y en nuestros ojos
—a deshora—, 
sucede que la culpa.

[foto: plis7lis]

lunes, 28 de mayo de 2012

ensayo




























ocupo cada día mi lugar
por la casa escenario,
transcurro
como si no estuviera,
camino
con una dignidad de mueble usado
simulándome erguida,

a veces me recuerdo
en un cuadro minúsculo,
en la edad de una lámpara,
junto a las flores secas,

otras hago un bizcocho
con toda la ternura,

ocupo cada día mi lugar
y vivo en la memoria de otros párpados.

[foto: plis7li]

martes, 15 de mayo de 2012

como la hache no pronunciada

























sólo procuro
dentro de mí el agua
para decir
la secreta humedad
que protege tu ausencia,
y sólo digo
un silencio, mi amor,
sólo un silencio
en la suave mudez
que envuelve la palabra,
sólo procuro
libélulas y sol
y versos que repiten,
y digo ven             
para decir el tacto.

[foto: gonzo suárez]

lunes, 7 de mayo de 2012

Nuevo poemario de Elvira Daudet: Cuaderno del delirio


                      



Enfrentarse al espejo de la verdad desnuda no es un ejercicio fácil se mire como se mire y mucho menos si se hace a través de los ojos de la experiencia que disecciona la herida, no en busca de respuestas —qué sentido tendría—, sino desde la madurez del que llega con la mochila llena y se detiene en una piedra del camino a rememorar, a contemplar, a reflexionar. Elvira se enfrenta a Elvira en “Cuaderno del delirio” y el resultado es un bellísimo poemario que sangra huyendo de las trampas de la memoria.

La Daudet no se complace simplemente en “expulsar” el dolor, una sabe al leerla que ha sido un exorcismo necesario y que aquellas palabras susurradas delante de una cámara, a modo de confidencia, adquieren de pronto un brutal significado: "yo no pude parar de llorar mientras lo escribía".

"Cuaderno del delirio" tiene una poesía cargada de tristeza, sí, pero es la tristeza de una mujer que imprime a sus versos su inagotable fuerza vital y su particular manera de indagar y explorar los entresijos de su propia geografía emocional. Un alto en el camino, decía, que quizás ha sido inevitable para seguir y reconciliarse con su yo más íntimo.

Poesía del amor perdido que tiene algo de determinismo anticipado: <<“Para siempre”. Y cumplí mi palabra:/ no te pude olvidar ni un solo día>>. Versos que sobrecogen de hermosura: <<te descuelgas del pubis de la noche/ en lianas de estrellas,/ te ovillas a mi lado y me preguntas>>; y otros que, aún siendo terribles por el dolor inhumano que transmiten (y en el que hacen transitar al lector), no consiguen evadirse de la belleza: <<¡Amor cuántas viviendas llené con tus escombros!/ (…)/ hasta ocuparlo todo: el comedor,/ la mesa de trabajo, el potro de tortura de mi cama,/ pudriéndome los sueños y la vida/ con el jugo de la baba agridulce>>.

Bueno, que me enredo, y, al final, el único objetivo de esta entrada era presentaros la edición completa y digital de este fascinante y último poemario de Elvira Daudet, y digo completa porque una parte fue publicada por Jaime Alejandre en esa preciosa colección que dirige: Hazversidades poéticas.

Como un regalo de la gran poeta Elvira Daudet y con una delicada y cuidadísima edición a cargo de Luisa Navarrete, aquí está. Disfrutadlo.

viernes, 4 de mayo de 2012

solitude





























Quien ha excavado el pozo y sube el agua yacente
arriesga el corazón en la separación de sus manos.
 René Char
mira a su alrededor
en busca de,
para averiguar qué,
mira con unos ojos distintos
de tibia luz,
de esquinas minuciosas,
de agua bajo el agua,

mira con avidez los pronombres
porque ya no recuerda  
la vibración que inflama,

se mira,
se penetra, se ahonda y se derrumba
justo al límite,
en la belleza cóncava
    de un suspiro.

[foto: daniel southard]

sábado, 28 de abril de 2012

abril





















 

si tuviera tu boca
sobre mi espalda
tus besos
para desvanecer el frío
tu semen derramado en tinta oscura
si tu lengua tuviera
y tus atardeceres rojos
y tu voz
para gritar la esencia
y si alguien me cantara
desde lejos
las canciones de amor que tú decías
y nunca fuera abril
y nunca fuera.

[foto: oprisco]

miércoles, 25 de abril de 2012

Sobremesa
















El verbo no alimenta.
Las cifras no sacian.

—el hombre es un extraño animal.
(Blanca Varela)
Lo triste es soportar
las voces que suplican sin sonido
—sus ojos tan oscuros como el cieno—,
saber que comes cada día
y algún yogur caduca en la nevera.

Lo malo es la costumbre indiferente,
tapiada por el aire,
que ensaya una inocencia peligrosa.

Lo peor es la pálida penumbra,
el inventario
muerto a muerto.          

              Un café.

Y buscar un canal que nos hable del tiempo.

[foto: extraída de la red]

domingo, 22 de abril de 2012

a instancias de otra primavera























decías que en abril y nadie te escuchaba,
decías a las flores diminutas,
a los chopos, al río y a la hierba,
la desnudez decías
y todas las palabras se aquietaban en mi pelo.

[foto: daniel southard]

sábado, 21 de abril de 2012

a expensas de la luz






proyectar un suceso,
su carga emocional, y repetirlo
como si fuera un círculo en el agua,
acomodarse al ruido,
dibujar otra casa y mudarse a ella,
ralentizar, muy poco a poco,
el tiempo de las nubes,
el sol que no amanece,
el frío de las ramas desoladas,
la tristeza en lo extraño,

pintar también geranios
y muchos saltamontes,
desordenar las sílabas
por y entre los vacíos de un viejo cuaderno,

elegir cualquier música
que imperceptible suene casi blanca

—el mismo rito—,

no pensar,        no decir,
            olvidar,
y entonces,

ser sólo roca y tacto,
mineral equilibrio que sustenta
la cobarde dulzura de los líquenes.

[foto: jaime mu]

jueves, 19 de abril de 2012

(con) versando con Ángel Muñoz




Estuvimos en Leganés, él, Ángel Muñoz, nos citó allí, en su barrio, y como era de esperar no sólo se sintió cómodo, sino que también fue una pequeña ayuda para su nerviosismo inicial.

Nos contó sus proyectos, nos habló de su obra, de su propia evolución e hicimos algunas reflexiones sobre su brevísima forma de escribir. Parece que Ángel buscara decir con las mínimas palabras lo que carece de ellas, como si con la condensación y ayudándose del simbolismo fuera posible arrojar un poco de luz sobre lo invisible o lo indecible. Esa es la idea que me transmitió: la difícil búsqueda de lo esencial.

A la hora de preguntarle como quería aparecer (ese "título" que ponen los chicos a modo de presentación), dijo sin pudor que poeta le venía grande y el mismo —como podréis comprobar— eligió ser “persona a secas”. Definición que, bajo mi punto de vista, abarca toda una inmensidad.

No os cuento más, para verle y escucharle:


Si os interesa seguir sus pasos, su blog:



Muchas gracias, Ángel, un placer conocerte (al fin) y charlar contigo.
                                                                                                                 

viernes, 13 de abril de 2012

El último trazo




























Mientras el rojo se va sucediendo
un temblor de cipreses
confirmará tu muerte,
si alguien me preguntara,
no te preocupes,
diré que fuiste en busca de la luz
por los versos no escritos,

por saldar una deuda
sobre la desnudez del último trazo,

si alguien me preguntara,
diré que fue un noviembre sin espigas,
y que algunas palabras,
y que no llorar,
y que apenas tú
y el interior de un lápiz taciturno,

por tener un espacio
donde sea posible invertir el comienzo,
en los márgenes,                                                                      
para poder mirarnos y mirarnos,

desde lo previo,
para cruzar,    

              mientras el rojo.

[foto: oprisco]

_________________________________________________________________________________

Nota: por problemas técnicos este jueves no se ha podido publicar "con versando". A los que habéis preguntado, muchas gracias por el interés. Esperamos solucionarlo en breve.

domingo, 1 de abril de 2012

Vértigo























Sin límites ni términos
la sangre se congela
como un presentimiento de cristales
y su rifle,
como la letra doble que traiciona
el fondo de los ojos

(se detiene un segundo),

germina la sequía en la garganta,
las moscas sobrevuelan los círculos desnudos,
la obsesión, 
las cloacas, el hígado infectado

(¿dónde voy?),

hablo desde la boca inodora,
desde la impavidez de la ausencia,
por lo antiguo,
hablo sobre la jaula que cubre
y la noche excedida a todos los verdugos

(¿tú quién eres?),

hablo para volver, aún respiro.

Buscar este blog

FEEDJIT Live Traffic Feed