viernes, 13 de abril de 2012

El último trazo




























Mientras el rojo se va sucediendo
un temblor de cipreses
confirmará tu muerte,
si alguien me preguntara,
no te preocupes,
diré que fuiste en busca de la luz
por los versos no escritos,

por saldar una deuda
sobre la desnudez del último trazo,

si alguien me preguntara,
diré que fue un noviembre sin espigas,
y que algunas palabras,
y que no llorar,
y que apenas tú
y el interior de un lápiz taciturno,

por tener un espacio
donde sea posible invertir el comienzo,
en los márgenes,                                                                      
para poder mirarnos y mirarnos,

desde lo previo,
para cruzar,    

              mientras el rojo.

[foto: oprisco]

_________________________________________________________________________________

Nota: por problemas técnicos este jueves no se ha podido publicar "con versando". A los que habéis preguntado, muchas gracias por el interés. Esperamos solucionarlo en breve.

24 comentarios:

La Solateras dijo...

¡Vaya, hoy soy la primera! Y mira que es difícil...

Otro maravilloso poema destilando sensibilidad.

Abrazos fuertes

Kenit Folio dijo...

No sé si el rojo equivale al filo de la navaja.

Antonio Aragues dijo...

Estupendo Paloma. Tus poemas son cada vez más maravillosos. Besos.Antonio

Toni Barnils dijo...

Uff!! un trazo irrepetible ...

mis besos

Julio Santamaría dijo...

¡Qué hermoso poema! Maravillosa la busqueda de un lugar donde invertir el comienzo.

Un abrazo

Julio Santamaría dijo...

maravillosa por ser una justificación delicada de la dolorosa ausencia...

Juan Antonio dijo...

Bellísimos versos. Fascinantes.

Amando Carabias María dijo...

Para temblar por la emoción.

antonio molina medina dijo...

Hermosos versos y rojo como la sangre del corazón.

Vientos se posan
Ramas viejas
Duelen sus garras


un beso

Ío dijo...

"Mientras el rojo", la muerte, tiempo en un bucle para invertir el principio, a salvo del mismo color que, sin embargo, está ahí, y vosotros.
Magnífico poema, Paloma, cuanto me gustó.
Gracias por tu poesía
Abrazos

Ío

Anónimo dijo...

Vida y muerte fundidas con elegancia de filigrana.

Sos un maravilloso enigma y una gran poeta.

Abrazos.

María Socorro Luis dijo...

Repito el comentario de anónimo. Pienso igual.

Sos, eres tú, Paloma. Te admiro.

Otro abrazo larguísimo.

José María Alloza. dijo...

Todojuntoenunbeso
Rougec’estlavie ;-)

Rosa dijo...

Yo también me sumo al anónimo... Eres una gran poeta Paloma.

Un abrazo

fcaro dijo...

Aquí no hay duda, hasta mi jefe, tan riguroso, diría que es auténtica poesía. Ess noviembre sin espigas.

Nines Díaz dijo...

Mirar desde lo previo algo que amamos para que vuelvan a encontrarse las miradas.

Hermoso e intenso poema, Paloma, con ese ritmo tan personal que no nos da tregua.

Un abrazo

Kramen dijo...

Nadie te preguntara por su ausencia porque el rojo se va y viene continuamente y habimente supo deslizarse entre los colores de todas las tintas para escondido entre el blanco... seguir uniendo palabras para despues escribirla en el enves de las hojas que nadie leera.

elvira daudet dijo...

Un comienzo magistral, Paloma, que me ha dejado sin respiración, con "un temblor de cipreses". Un principio que no deja resquicio ni esperanza a
"un espacio/ donde sea posible invertir el comienzo" porque es el decidido final, escrito por "lápiz taciturno". Nunca la muerte fue tratada con mayor delicadeza, pura poesía.
Besos.
Elvira

Manuel dijo...

Te leo, querida Palona, te lo siempre, y siempre trato de aprender a escribir mientras te leo.

Un beso.

Charcos dijo...

Me conquistas, si alguna vez, yo quisiera que me envolvieran con este poema, para cruzar mientras el rojo. No hacen falta mas recuerdos ni fanfarrias ni oropeles ni velos negros. Y así permanecer en los márgenes ...........

Me emocionas

Con el primer verso llegas y ya no hay escapatoria el poema se hace fuerte y me conquistas y a pesar de la muerte no llorar, apenas tú...

Como dice Elvira pura poesía

Como digo yo wow

Besicossssssss

Oréadas dijo...

Presentir el rojo en tus palabras me a eriza la piel.
Con tu permiso te agrego a mis favoritos para tener a mano tu lectura.
Un saludo

María García Zambrano dijo...

¿Qué voy a decir yo ahora? Que me gusta mucho este poema, tu poesía.
Un abrazo
maría

Gustavo Figueroa V. dijo...

Un estupendo poema con el sentimiento que desborda, desgarra y, a su vez, asombra.
Mejor no puede ser posible!
Un abrazo.

Tomás Rivero dijo...

Por lo versos no escritos, uno es capaz de buscar la luz. Las sombras. La noche. La deuda. La desnudez del último trazo.
Y las huellas que nos debemos.

Un beso.

Buscar este blog

FEEDJIT Live Traffic Feed