lunes, 13 de abril de 2015

(me revelo)























“el acierto de las palabras es nacerse”

es tan desconocida esta mañana
que no parece abril

me uno a lo que importa
con vocación
de atávica existencia

en los matices
puedo ser alguien
que canta y toca el arpa con los pies
—como un ángel barroco—

me intervalo desnuda

relincho y me bifurco

es tan desconocido este galope
que no parece abril.

foto: lara zankoul

domingo, 5 de abril de 2015

(savia)
























he de rezarme
rezarme
para curar la herida
rezarme en la demora y en lo exiguo
verterme en el poema

he de rezarme

decir un salmo
de lobos y mañanas

celebrar el aullido

(pero no aquí no aquí
sino donde se cumple la cópula)

he de rezarme
y que un tam tam de robles
con fervor
me supure por dentro.

foto: brooke shaden

viernes, 27 de marzo de 2015

(ventana)
























con la belleza
de la voz transgredida
y el balbuceo
que protege lo oculto
quiero sobrevolarme
y desde el aire
hacerte signos
hacer una escritura
de pan y albaricoques
y que tú —de algún modo—
(si me lees)
una tarde de marzo
también te sobrevueles.

foto: lara zankoul

miércoles, 25 de marzo de 2015

(relieves)
























hay una perversión de mártires
cuando me escondo
en las elipsis
como si al no decirme ya no fuera

es un dolor de gárgolas
que me derrumba
cálida
domesticada

hay en todas un contrabajo
y su secreto.

foto: anka zhuravleva

viernes, 20 de marzo de 2015

"Este cuento se ha acabado" Poesía (2014-1977)



Yo no suelo recomendar libros de poesía, creo que uno llega a ellos porque previamente hay una búsqueda, una necesidad que nos vincula a determinado poeta, a su obra, en resumen: una causalidad. Así me sucedió a mí con Luis Miguel Rabanal.

Su manera de decir, de indagar, su mirada que convoca y sugiere, su percepción, su extrema sensibilidad y una extensa obra poética han dado lugar a un libro que hoy, en contra de mi costumbre, sí quiero recomendar con vehemencia y admiración: “Este cuento se ha acabado”, una joya que lleva consigo un frontispicio de Antonio Gamoneda, un prólogo de Tomás Sánchez Santiago y un epílogo de MJ Romero, ¿se puede pedir más?

Anótenlo y no se lo pierdan, el profundo conocimiento de este hombre-poeta es un auténtico regalo para cualquier lector de poesía.








(mon amour firestone)


Lo mejorcito de la autopista
es viajar contigo, claro,
y después los parkings no vigilados
donde poder acariciarte más a gusto.
Es este nuestro trato: tú conduces
y yo toco tus rodillas metálicas,
humildemente tuyo. En ocasiones
tus nervios no me permiten jugar
como quisiera y me llamas suicida,
pero son las menos.
Mejor que todo eso es volver
a nuestra casa, y ducharnos, y contar
los accidentes que tuvimos con fortuna,
y engrasar nuestra complejísima
ortopedia. 



De O podríamos amarnos sin que nadie se entere (1988-1989)



*Pídanlo ya en su librería o en la web de la editorial: AQUÍ

lunes, 16 de marzo de 2015

(somos)
























somos del territorio de la noche
esos sobrevivientes
que no tienen principio ni final
amantes de lo etéreo

esa mudanza tibia
completamente inútil
que transpone palabras
muy lejos del lenguaje

porque cómo decir sino lo voraz
lo que huye
cómo la transparencia del tacto
y el suicidio de la carne  —¿para quién?—

(los animales saben)

somos en cualquier sitio
ese verbo desnudo
y esa constelación de insectos
que arrulla lo imposible

los libros no leídos también somos
sus llanuras sus islas
y esa nieve inicial precipitada
en toda su belleza

(no hay más materia)

es justo señalar
que no nos hemos encontrado todavía
pero nos atisbamos
cuando la luz despunta y nos prorroga.

foto: lara zankoul

sábado, 14 de marzo de 2015

(nacimiento)
























me empiezo
una vez más me empiezo
nadie me ocupa

y tiene este vacío
una revolución de sombras
desvanecidas

y un dolor casi fértil
como la gravedad de un caracol
que se arrastra despacio

me empiezo
como una melodía presocrática

me memorizo
como mujer
y como océano

sé que lloro e intento decir madre

se levanta el telón
apenas me doy cuenta.

foto: oprisco

miércoles, 4 de marzo de 2015

(rotación)
























tú que conoces
las ciudades dormidas de mi pelo
ensayas música
para ser voz y ser gemido

ensayas el paisaje
y guardas la belleza de los rostros
que te hieren

yo lo sé
te contuve
te parí de un zarpazo

ahora soy manada y soy turba

ya fui voz
y fui gemido.
foto: oprisco

Buscar este blog

Cargando...

FEEDJIT Live Traffic Feed