sábado, 13 de octubre de 2012

hasta el escalofrío




























no importa
si me contagio lenta ya no importa
la pólvora escarchada
ni la profundidad del aire
tampoco la mudez
ni el golpe en las costillas

hay palabras
que provocan su náusea y su grito
alrededor de mí

hay palabras que hilvanan
hundimiento y ausencia
como una catedral de porvenires rotos

qué importa si me busco donde nunca 

tan sólo es respirar
         o tal vez no.

                                                                  foto: lilya cornelli

11 comentarios:

José A. Socorro - Noray dijo...

Sentirnos vivos, a pesar de todo. Ese es nuestro esfuerzo.

"hay palabras que hilvanan
hundimiento y ausencia
como una catedral de porvenires rotos"

Estos tres versos me parecen un poema entero-


Un beso.

PS: Te leo (e intento aprender), aunque permanezca en silencio.

paco kali dijo...

Solo el devenir de sentimientos
hace aflorar estos versos.
como decimos por estos lares:
"paloma estas sembrá"
Un saludo desde mi mar menor.

tomas danberg dijo...

fatal y certero, con una pequeña imagen a lo lejos, o quizás no, besos

Elena Conchello dijo...

un poema que hace compañía a pesar de nosotros mismos, me ha encantado. Saludos.

kynikos dijo...

lo que no importa
importado de ti
importa

besos.

Alacena roja dijo...

jdr me hiciste llorar que derrota que se clava...

bueno no... lo siguiente


besicoss

La Solateras dijo...

De acuerdo con Noray, esos tres versos son un poema ellos solitos.

Hermoso y duro como la vida misma.

Besos.

Amando Carabias María dijo...

Pero es que a veces estar vivo es contagiarse hasta de lo que nos provoca náuseas y nos hunde como una catedral de porvenires rotos.

Sensaciones Sensation dijo...

perfecta combinación de imagen y versos...me veo en la meditación de un momento que duele...me encantó!!

Un beso POETA!!

Amando García Nuño dijo...

Habrá que remover los escombros de esa catedral...

emiliano dijo...

!!!

Buscar este blog

FEEDJIT Live Traffic Feed