miércoles, 19 de septiembre de 2012

una lengua de nácar
























no sé si aguantaremos
ni si hemos de probar la resistencia
pero debo decir
(quizás
por materializar el aire)
que fue
un día fue
y hablamos otra lengua
una respiración en el declive
puro lenguaje sin materia.

foto: benoit courti

8 comentarios:

Ramón María Vadillo dijo...

Todo es convertible en sectarismo. Pese a no dudar -como no dudo- del principio oral que un día tuvimos, reminiscencias puras, que hoy versadas rejuvenecen por su forma.

Beso y abrazo.

PD. Por cierto un Batania en estado puro, disfruté desde la lejanía.

Darío dijo...

Otra lengua que no precisaba complicaciones...Un abrazo.

Anónimo dijo...

Como una liturgia sin dogmas, como un eterno retorno. La memoria de uno mismo.

Saludos.

Charcos dijo...

precioso.. pero me lo has cambiado, aunque no sé decirte qué versión me gusta más, probablemente tú tienes la razón aunque la lengua de nácar siga en mi memoria con esa caligrafía de lo etéreo.

cada día un peldaño más y subes y subes hasta llegar al mismo centro de los que te leemos.

Besicos montones

Amando Carabias María dijo...

Ese parece que es el camino, llegar a

"una respiración en el declive
puro lenguaje sin materia."


Sin duda, como apunta Charcos, te acercas más y más. Otros tropezamos cada tres por cuatro con la resistencia de la materia.

Hermoso, Paloma, muy hermoso.

antonio molina medina dijo...

Como crujen tus versos
por mis venas…
Que hasta el cerebro se suaviza
Aunque la sangre lo altera.
molina

Carmen dijo...

Me gusta la inquietante sospecha de que tiene multiples maneras de entenderse esa lengua de nácar de tus versos.
Un saludo

torrelodones taci dijo...

Querida Paloma: si es de amor de lo que hablas no hay posible resistencia ni se ha inventado lenguaje alguno.

Buscar este blog

Cargando...

FEEDJIT Live Traffic Feed