martes, 28 de septiembre de 2010

Dos poemas "marrones"


Marrón




en las manos inhábiles para la caricia,
en lo agreste del alcornoque y la encina,
en el corazón de piedra del lignito,
en la confusión del solitario y el inerme,
en la tinta moribunda de las linotipias,
en el pelaje del animal de las estepas,
en los escaparates de las tiendas de ortopedia,
contra la alegría de aldeanas y juglares.



Elías Moro (http://eljuegodelataba.blogspot.com/)

____________________________________________________

Marrón
Foto: Paloma Corrales

A Elías Moro*, a sus poemas de los colores

En la espera infinita del bolso de Penélope,
en los párpados quietos de alguna noche triste.
En el polvo incrustado de las fotografías,
como un presagio que transmutado vuela
hacia el óxido de años viejos, decapitados.
En un poema frío con temblor de diciembre,
en la verdad del barro.
En la leña que cruje lamentos milenarios,
tras ocultas metáforas de tierra obligada
que se complace por no saber siquiera
que te irás con los pájaros.
.
*Gracias, Elías, por inspirarme y por ese placer de lectura que se disfruta en tu casa.

lunes, 20 de septiembre de 2010

No diré "te amo"

.

____Foto: extraída de la red


No diré "te amo" cuando llueva frío,
no sea que se vuele mi aliento moribundo,
no habrá remordimiento
ni siquiera en la triste paciencia de un poema,
y una tarde, insegura y gris inerte,
la blanca porcelana de una taza
ensayará inefable tu ternura.

Y un lunes —cómo no—
de lluvia descreída, fingiré
inclinar la esperanza
hacia la cara oculta que me empuña
y detrás de palabras sigilosas
confesaré, mi amor,
el asombro de amarte un breve instante
con labios desnutridos de caricias.

No diré "te amo" por propia fatiga,
no sea que despierte mi último naufragio.

.

jueves, 9 de septiembre de 2010

Con algas en los ojos

.

Foto: extraída de la red


Esperaba el ocaso de la tarde
llena de inexistencia,
y buscaba en el mar una respuesta.
Un aroma de sal se incrustó en mí
y los peces nadaron a mi boca
para hablarme del miedo
en las orillas curvas de un verano.

Prescindo de leyendas
y me despojo, casi sin querer,
de palabras y tibias esperanzas
(que tampoco llegaron a promesas)
y como en un suicidio,
me sumerjo en el líquido elemento
y no hay agua ni frío,
sino una oscuridad de ojos
que cruza mi memoria
y comprendo
que el mar precede al tacto de la ausencia
y sollozan los peces el invierno.

Náufraga de mí misma toco fondo.

.

viernes, 3 de septiembre de 2010

pétalos de nieve

.

___Foto: extraída de la red


Alguna tarde susurrada
de infinitas y lánguidas gardenias,

con ojos de hierbabuena,
diré adiós a los geranios,
a los gorriones repentinos
y a la promiscuidad del verano.

Y en los rincones de la memoria
serán de nieve los pétalos.
.

jueves, 2 de septiembre de 2010

Oscuridad callada

.

Foto: Noelia Palafox


Un silencio de noche anticipada
recorre susurrante mi vestido,
rebusco tus palabras de almohada
y hallo sólo tristeza sin sentido.

Puedo aprender la ausencia de violines
y copiar la acuarela de un morfema;
para bailar un tango en los confines,
para olvidar el tacto de un poema.

Pero en el mismo instante cada noche
–en el instante exacto– hay un temblor
que sopla un remolino de reproche
y en la memoria un grito de dolor.

Redimo la liturgia de tus ojos
sin ayer, con el orden fragmentado
de un destino de viento y labios rojos,
donde eras inmutable sueño amado.

Y en ese mismo instante –te decía–
cuando el jardín se apaga derrotado
la noche llega lívida, y espía
la línea que se esconde en lo callado.

.

Buscar este blog

FEEDJIT Live Traffic Feed