domingo, 5 de junio de 2011

Humanes


Foto: Noelia Palafox


Vestida de domingo
de pronto me recuerdo vegetal,
soy en el claroscuro
de un silencio de flores,
vestida de domingo me miro en tu mirada
(por qué dices que es marzo
si llegas en octubre
como una niebla blanca),
mírame,
me he puesto las enaguas
y he ocultado el llanto
en la fragilidad de plumas de tus huesos,
sí, mírame, papá,
es domingo y será de infancia,
de chopos y de río,
como antes,
cuando tu vigilante terneza me salvaba.
.

31 comentarios:

MariluzGH dijo...

ufff qué belleza

un abrazo :)

Pablo Fernando dijo...

La añoranza que pervive al tiempo , la palabra que nos une con aquellos a los que amamos, a los que amaremos siempre.

Un abrazo mi querida Paloma .

Leonel Licea dijo...

No hay olvido, no, esos momentos no pueden caer en el olvido, absolutamente tierno, evoca y conmueve.
Besos infinitos.
Leo

Antonio Aragues dijo...

La belleza y la ternura tienen un nombre: Paloma
Besos mil

Anónimo dijo...

Hay Paloma, que belleza.
Me callo y te beso.

Gino
(no puedo comentar desde mi cuenta)

billgortontaxidermista dijo...

"(por qué dices que es marzo
si llegas en octubre
como una niebla blanca)"

Eso es precioso.

José Luis dijo...

¿Porqué será que, en ocasiones, la nostalgia se viste de infancia?
Precioso poema Paloma.
Muchos besos!!

Charcos dijo...

en estas ocasiones me pregunto para qué narices escribo? si tu ya todo lo llenas de belleza.

es una preciosidad de versos que llenan de esa "terneza" y me hacen volver a llevar coletas

besicos montones y montones

María Socorro Luis dijo...

Qué delicia de poema, Paloma. Un soplo de brisa y de pétalos blancos.

Mas besos.

Laura Caro dijo...

No hay olvido, no. Ellos están dentro de nosotros.
Un abrazo, Paloma.
Me enterneció tu poema.

Kramen dijo...

Espero que siempre puedas vivir en su mirada

Paco Sales dijo...

Un silencio de flores me convoca a leerte amiga Paloma, un poema precioso de bellos recuerdos que nunca se olvidan, un fuerte abrazo para ti maestra Paloma

El Éxodo dijo...

De una tierna melancolía estremecedoramente sublime. Precioso.

Besos.

Elías dijo...

"Vestida de domingo me miro en tu mirada".

Como siempre, Paloma, tierna y elegante.

Un beso.

Diego Volianihil dijo...

Es precioso, no puedo decir más. Felicitarte sería obsceno.

La Solateras dijo...

Precioso homenaje, Paloma. Su actual imagen de desamparo y debilidad no tiene que hacernos olvidar la de antes, cuando su manto protector siempre estaba sobre nosotros.

En estos momentos especialmente, me apropio de tu poema.

Un abrazo enorme y mi gratitud por tu llamada.

Nines Díaz dijo...

Me ha emocionado la forma de evocar a tu Padre (un domingo de infancia, de chopos y de río) de este espléndido poema. Igualmente me encantó la entrevista que hiciste a Juana Vázquez a quien no conocía. Gracias, Paloma (también por entrar en mi blog y dejar tu comentario que ha sido un lujo).

Un beso

Flamenco Rojo dijo...

Brillante las manos que trazan unos versos para un padre...No hay olvido posible cuando se trata de un padre.

Un abrazo.

Anónimo dijo...

Los sentimientos profundos que despiertan los recuerdos, los momentos marcados vividos en la compañía de un padre, son únicos guardados en el corazón.
Muy bello Paloma
Besos

Anónimo dijo...

Los sentimientos profundos que despiertan los recuerdos, los momentos marcados vividos en la compañía de un padre, son únicos guardados en el corazón.
Muy bello Paloma
Besos
Loren Simón
No funciona bien Blogger,pido disculpas

Julio Díaz-Escamilla dijo...

Un poema con color a sepia, con olor a enaguas que crujen agua, jabón y almidón; un poema que metiéndose en la añoranza arrastra al lector hasta esa figura paterna que desconoce el olvido.
Un poema como pocos, fortalecidamente tierno.
Un abrazo.

حزقيال dijo...

Hermosa pincelada de sentimientos puros!


Besos
Ezequiel

Marisa dijo...

Esos días los guardamos
a buen recaudo,
en ese rinconcito
de la memoria
en donde no cabe el olvido.

Belleza y ternura.

Un beso

kynikos dijo...

es una delicia leer cosas así... gracias

besos

Anónimo dijo...

Sigo aqui pero ando muy liada.
Un gran abrazo
Esmeralda

Ángeles Fernangómez dijo...

Bello, bello, bello, Paloma. Qué imágenes tan buenas para algo tan entrañable. Un beso.

Alma Mateos Taborda dijo...

Un grito de retorno a la niñez amada de donde se puede ver el corazón de los que amamos tanto. Sublime y maravilloso, gran final. Un abrazo y felicitaciones.

sarco lange dijo...

Reconozco que estoy envejeciendo, pues me he emocionado al leerte.

Abrz.

Adolfo Payés dijo...

Siempre me deleito con tus versos.. un placer de verdad visitarte..

Me disculpo por mi ausencia de tu espacio.

Un abrazo
Saludos fraternos....

Que disfrutes de un ben fin de semana..

Narci dijo...

Tus versos exhalan nostalgia, ternura y un gran cariño.

Precioso homenaje para cualquier padre, en este caso el tuyo.

Besos

Ana Villalobos Carballo dijo...

Versos realmente hermosos que despiertan los sentimientos más profundos. No hay olvido posible cuando se trata de un padre; incluso cuando nuestra memoria no alcanza a recordar cuánto tiempo hace de su partida sigue presente en el recuerdo, en un lugar del corazón donde no hay lugar para el olvido.

Es un poema con imágenes llenas de ternura y que emocionan tremendamente, y algunos me dejan sin palabras

"me he puesto las enaguas de la adolescencia
y he ocultado el llanto
en la fragilidad de plumas de tus huesos"

Un placer leerte.

Besos

Ana

Buscar este blog

FEEDJIT Live Traffic Feed