lunes, 8 de agosto de 2011

Ya no estás en los violines

.




















Cuántas veces querías sin querer
sólo para contarme los lunares.
Y vivías sin casi resolver,
náufrago de rincones y de mares.

Cuántas veces dormías sin saber
que con versos trenzaba los telares
para ser en tu piel y para ver
la luna con distintos avatares.

(Dime, cuántas derrotas de ti mismo,
y cuántos, otra vez me muero, ¡cuántos!)
Cuántas lluvias recé sin catecismo,

para que no supieras, amor, cuántos
temblores he callado, cuánto abismo,
cuántos entierros tuyos... ¡son ya tantos!


[El cuadro: Henri Matisse, Interior with a Violin, 1917-18]

15 comentarios:

Charcos dijo...

Cuantas veces lo he leído, cuanta música en tu soneto, me recuerdas … ya sabes a Carilda
Es fantástico Paloma.

que bonito!!!!!!!!!!!

besicosssss

Amando Carabias dijo...

Exquisito soneto. Hace siglos que no escribo ninguno, la rima me asusta y más que la rima esa estructura tan simple en apariencia y tan honda en su resolución.
Y éste, qué decir de éste. Tan melancólico, pero tan cierto. Tan doloroso, tan intenso, y sin embargo se mantiene en pie tu grito, sin llegar nunca a perder su dignidad.
Menuda puñalada a lo que superficialmente llammos amor cuando en realidad pensamos en piel.
(Por cierto, uno que yo me sé, si te ve, que te verá, se pondrá tan contento con este nuevo look :)

jojoaquin dijo...

intenso soneto. Muy bien elaborado. Bravo. Besos

Poemas en escabeche dijo...

http://www.youtube.com/watch?v=v9lQea1_rZI&ob=av2e

Isabel Martínez Barquero dijo...

Tocada por tu magnífico soneto, Paloma.
Emoción honda, dolor versificado, temblores y palabras que explotan en el ritmo.
Un placer leerte, querida amiga.
Un beso.

Flamenco Rojo dijo...

Un placer leerte...un placer escucharte. Me imagino este soneto acompañado por un violín...no le haría falta más instrumentos.

Abrazos.

Gino dijo...

Cuanta pasión, mujer, en tu soneto.
Cuanta poesía.
Un beso.

Foforito dijo...

Ha sido un placer pasearme por aqui, el soneto, las letras, todo.

Saludos cordiales.

Nines Díaz dijo...

Precioso soneto y de una bella intensidad (especialmente el último verso).

Un beso.

Anónimo dijo...

Fantástica...como esas lluvias rezadas sin catecismos.

Besos, querida Paloma.

Juanma.

La Solateras dijo...

Te nos has puesto clásica, Palomita, y con el mismo éxito que en el verso libre.

Eso de cuántas lluvias recé sin catecismo me tiene un regusto sabiniano que ya, ya...

¡PRECIOSO!

Abrazos de tornillo.

Humberto Dib dijo...

Excelente soneto, cuidado y atrapador...
Besos.
HD

Leonel Licea dijo...

Ya no están los violines, pero se siente su música en tus versos, con un toque de melancolia y tanto ritmo, tanta sensibilidad, tanta poesía. Sì, muy cerca de Carilda, pero enteramente Paloma, porque tu sello no le falta.
Un abrazo muy fuerte y mil besos.
Leo

María Socorro Luis dijo...

Un hermoso y perfecto soneto al amor. Un acertado vuelo por lo clásico.

Muchos besos, linda

Anónimo dijo...

Espléndido soneto, Paloma, con mucha fuerza interna que sale como un grito al exterior.

Abrazos, Emilio Gómez.

Buscar este blog

FEEDJIT Live Traffic Feed