domingo, 21 de agosto de 2011

Nota: domingo, 21 de agosto

.


Nunca hubo demasiados territorios
de ternura inventada,
y sin embargo siempre vuelve el mismo
silencio que emigró cansado de resinas.
Nunca supe decir stradivarius
pero vestí palabras con madera de arce
y oscilé por la vida ensayando el amor.


23 comentarios:

elisa...lichazul dijo...

super certero en sensaciones
un abrazo desde el sur

Charcos dijo...

precioso Paloma

la fotografía, tus palabras y esa música que no sé porqué está pegada a ellas. ay las resinas que ni la trementina más fuerte las despega.


me encantan tus notas

besicos muchosss glup glup

Leonel Licea dijo...

Leerlo, es sentir cada palabra remarcando su sentido dentro, y con cada una, la sensación de conocer lo que describes crece y me aferra, quizás, porque hay momentos en los que me siento oscilar y prescindo de ser, tal y como dices... En esos momentos me dejo llevar por el sentir, como me sucede con tus versos, Paloma. Es imposible no sentir que dentro de ellos late la vida.
Un abrazo muy fuerte y un besazo.
Leo

José Antonio Fernández dijo...

Leerlo me llena de nostalgia.
Muy bonito! Un abrazo fuerte.

Isabel dijo...

Prescindiendo de ser...
Para fundirse y respirar al otro y al poema. Así hay que entrar en los tuyos, y se disfrutan.

Abrazos.

María Socorro Luis dijo...

...y nosotros bebemos los tuyos, siempre maravillosos.

milabrazosyversos.

Paco Sales dijo...

Y espero seguir bebiendo y disfrutando de los tuyos, hermoso como siempre amiga Paloma, recibe un gran abrazo amiga mía

Amando Carabias María dijo...

Llega esta nota como un saetazo desde el paraíso, desde su recuerdo, cuando el olor a resina nos hablaba de algo que aún no sabíamos: la música brota de los árboles...

Carlos Morales dijo...

El mejor vino está por llegar...

Isabel Martínez Barquero dijo...

Es cierto, Paloma: nunca hubo demasiados territorios de esa especie. Pero, por fortuna, nos queda la poesía, y si es tuya, mejor que mejor.
Besos, preciosa.

Terly dijo...

La ternura nunca sobra, querida Paloma, y la tuya, si nos refugiamos en tus versos, menos que ninguna. No sabrás decir Stradivarius, pero...¡Hay que ver qué bien suenan tus palabras!...
Besos, querida amiga.

La Solateras dijo...

Suenan muy bien tus palabras vestidas de madera de arce.

Besos desde Sigüenza

Beatriz Salas dijo...

Hola Paloma, llego de la mano de Julio y estoy encantada... "No me des más premios que tu tiempo para leerme; es el mejor regalo. ¡Gracias!". Me gusta como escribes, las fotos que eliges... me quedo por aquí.
Un abrazo.

Poemas en escabeche dijo...

De sobras sé que no te falta madera.. ni maneras. Ya suenas como un stradivarius..pero nunca se sabe sin en algún momento falta madera, para endiñarle al jumento http://www.youtube.com/watch?v=M9NhvMSWsNI

Migli2007 dijo...

Nunca son suficientes los territorios de ternura, aunque sean inventados. Nunca!
Precioso! y me quedo corta en palabras
Un gran abrazote
Maffi

jojoaquin dijo...

ese silencio huele a pinar. Consigues que la intensidad sea ascendente. Enhorabuena. Besos

george dijo...

lo anoto.

G

Anónimo dijo...

Un silencio emigrante y cansado de resinas...ay!

¿Has visto, querida Paloma, como en cada poema tuyo encuentro versos que me mudan el alma de su sitio? ¿Me cuenta usted, un día de estos, cómo lo hace?

Besos.

Juanma.

Marisa dijo...

Permanece en tus palabras
ese don que siempre vuelve
y que cada día más crece.

Es un privilegio leerte.

Mil besos

Loren Simón dijo...

Paloma, dulce lectura, gracias te deseo feliz verano.Un beso

Omar(enletrasarte) dijo...

Nadie sabe decir stradivarius...pero sabe ser luthier de la poesía
saludos

Flamenco Rojo dijo...

Breve pero intenso...

Un abrazo.

Carlos Augusto Pereyra Martínez dijo...

Y yo vengo a beber el fluir de sus versos. UN abrazo. Carlos

Buscar este blog

FEEDJIT Live Traffic Feed