martes, 26 de julio de 2011

Y una lámpara azul

.














Ya veo la bala en mi cabeza.
José Luis Zúñiga

El miedo no me deja.
Me muerde cada noche las entrañas,
me tiembla con los grillos y calla lo fugaz.
Entonces lloro
por la nieve y la escarcha,
por la lluvia imborrable,
y por todos los árboles que mueren de tristeza;
lloro por ti y por mí,
por el gato que habla y los peces sin agua.

Lloro porque perdí mi último secreto
y una lámpara azul,
por la voz transitiva y el verbo paciente,
lloro porque no soy,
y, sin embargo,
sé que veo la bala en mi cabeza
y que será, sin duda, el día de mi muerte,
cuando ya no paseen los adverbios
por las calles sin sal.

Lloro la soledad del mediodía
con las nubes de ayer
y el futuro que dicen las gaviotas.
Lloro a pesar de todo,
solamente, que el miedo no me deja.

17 comentarios:

Mamen Alegre dijo...

Maravilloso miedo que te lleva a estos versos.

Paisajes de agua de corriente que pasa y deja hermosura aunque tú digas de nuevo y termines... miedo que no me deja. Pero te dejó.

Un beso enorme.

Amando Carabias dijo...

La cita precisa, expresa, inconfundible me deja como un trozo de hielo en la mirada, un hielo que espero se derrita pronto, muy pronto, al fin y al cabo sólo hay que abrir los versos para comprender de su sonrisa.

Charcos dijo...

la cita...y ese miedo y haber perdido el último secreto, como la fragilidad del escaparate sin cristal donde ya no hay nada ni siquiera la lámpara azul... son lágrimas las que asoman con la rapidez de las balas son ellas las que me derraman recuerdos que nunca fueron.

es un poema que se me ha quedado dentro querida Paloma, que es bueno ya lo sabes, que duele también no sé que haríamos sin tu poesía (mis lágrimas y yo)

besicos achuchaos y más y más

y más

Montserrat Llagostera Vilaró dijo...

Buenas noches Paloma:
Bella Poesia.
Las noticias de los últimos días dan para llorar.
Pobres personas que han muerto asesinadas en osolo
Sabes dicen que el llorar es bueno, porque limpia la mente y se saca el dolor fuera.
Tanto hombres como mujeres, tenemos derecho a llorar
Besos, Montserrat

Luisa Navarrete dijo...

sin palabras Paloma tu voz lo dice todo.

Mi admiración profunda y mi abrazo más grande.

José María Alloza dijo...

Soy incapaz de comentar la emoción… Te dejo un beso.

J.Lorente dijo...

Todos lloramos alguna vez el Miedo, lo Efímero y lo Finito.

Un Beso, Paloma... Un placer leerte y escucharte.

María Socorro Luis dijo...

Me encanta tu poema, Paloma, me encanta tu voz y me encanta tu foto: esa mirada en vuelo...

(la cita, cómo duele...)

Jesús ¨Garrido dijo...

dímelo a mí, el miedo hace estragos

La Solateras dijo...

Últimamente lloro sin parar, estoy viendo demasiadas balas en demasiadas cabezas queridas. Y la tuya, tu cabeza, es toda emoción que me desborda.

Un beso

Leonel Licea dijo...

Ay, Paloma, en estos momentos solo puedo decirte que me has emocionado... GRACIAS!!!!
Un beso enorme.
Leo

ROBI (seudonimo) dijo...

Un placer escucharte en esa hermosa poesia,besos

Isolda dijo...

Leo de pasada, Paloma; también lloro su ausencia y evito, en lo posible, todo recuerdo; si acaso leer con desesperación "he visto la bala en mi cabeza"
Hermoso poema. Besos tristes.

jojoaquin dijo...

delicia de poema leído y escuchado. telúrico y orgánico y con algunos versos memorables. Enhorabuena. Besos

luis dijo...

Rompes con todo lo dicho bajo esa luz azul, añil, y te instalas en un mundo de sentimientos tan internos, tan personales, que uno no sabe qué hacer, si continuar leyendo tus versos o si atarse a tu cintura y caminar hacía lo eterno.
Un abrazo enorme.

Gino dijo...

De lujo.
Como duele llorar tantos miedos.
Te abrazo.
Gino.

diego Trad dijo...

Deliciosa poesía, una de mis preferidas de las que ha leido de tí. Un saludo desde Argentina.
No tengo más opción que participar en tu blog para no perderme nada.
Saludos!

Buscar este blog

FEEDJIT Live Traffic Feed