sábado, 28 de enero de 2012

hipotermia

.


















sobre la nieve, sobre la nada,
semejante a mí misma

(como una pausa lenta),

me refugio en estancias
 con memoria de almendros,

a través de la niebla que somete su encaje

(poco a poco),

en la escarcha del ópalo,
en lo ausente,
en la equidad volátil de las palabras mudas

(así, yo,
                             traspasada al vacío).

[foto: masao yamamoto]

jueves, 26 de enero de 2012

hipotermia (II)

.
















a través de la niebla que somete su encaje

(poco a poco),

en la escarcha del ópalo,
en lo ausente,
en la equidad volátil de las palabras mudas,

así, yo,
                                 traspasada al vacío.

[foto: masao yamamoto]

domingo, 22 de enero de 2012

hipotermia (I)

.





















sobre la nieve, sobre la nada,
semejante a mí misma

(como una pausa lenta),

me refugio en estancias
                      con memoria de almendros.                                                    

jueves, 19 de enero de 2012

(con) versando con Giovanni Collazos

.


A Giovanni Collazos le gusta definirse como madrilimeño, llegó de Perú escribiendo una poesía adolescente que no mostraba a nadie, y en España, concretamente en Madrid, creció no sólo como persona, sino también como poeta.

Es un poeta en continua construcción, tal vez la inquietud que todos tenemos al enfrentarnos al mundo de la palabra a él se le duplica intentando fusionar las dos culturas que le habitan: “Aún no llego a ser el poeta que quiero. Hay un pequeño dragón en mi pecho que no llega a crecer del todo (…)” Personalmente creo que nunca se llega a ser el poeta que uno quiere, pero él está en el camino y una prueba de ello es que tiene un estilo, precisamente “mestizado”, que le distingue y afianza cada día.

Todavía no ha editado ningún poemario, ha sabido contener los impulsos iniciales de verse negro sobre blanco y ahora no tiene prisa, es consciente de que el tiempo es un factor esencial para el reposo y la madurez. Sabe que llegará.

Como no podía ser de otra forma, nos convocó en un restaurante peruano, El Cholo, y allí, en ese trocito de Perú en la zona de San Bernardo en Madrid, con un vaso de pisco, nos contó:


Sigue modulándose y creciendo, lo podéis comprobar en su blog El plebeyo:


Gracias, Gio, un millón de gracias por tu sinceridad y por tu poesía. Fue un placer conocerte y charlar contigo.

[foto: mery caos]

martes, 17 de enero de 2012

memoria

.

         

       
         enumerar silencios,
amanecer sin máscara
y aceptar
que el miedo siempre estuvo sumergido,

enumerar silencios
ordenar tus raíces con las últimas horas
y saberte
como una diminuta criatura
que, por instinto, añora su placenta.

[foto: yanire fernández]

lunes, 9 de enero de 2012

A contracorriente

.



















a G.

Abandonó cualquier otro camino
y calcinó su suerte
para ser en lo indecible de la nieve,
por si el ciervo o la luz,
por si todos los árboles y los minutos largos.

Ahora escribe 
                 líquidas periferias
        y oye su soledad
en la niebla de peces que retornan.

viernes, 6 de enero de 2012

Transparencia

.


















No se pierde la piel. 
Se vuelve transparente, 
pero los que te miran 
no ven la frustración de lo invisible 
e ignoran el asedio de las sombras. 

No se pierde la piel. 
Se convierte en un muro 
para el escalofrío del contacto, 
pero los que te miran
no ven que necesitas un sicario. 

No se pierde la piel, 
no se pierde, 
pero los que te miran 
no ven la soledad encaramada 
a tus límites 
ni el insomnio de hormigas en tus venas. 

No se pierde la piel, 
se calla, como se callan los huesos 
o las palabras turbias de la culpa, 
sí, se calla, 
y de pronto descubres 
que ya nadie te ve ni te profana.

(con) versando con Ana Pérez Cañamares

.


Ella citaba a Adrienne Rich para explicar su poética, sin embargo no dejaba de volver a Jorge Riechmann. Mientras, yo le prometía traer algo de él para hacer esta pequeña reseña y, al término de nuestra conversación, ya tenía la frase de Riechmann, la recordaba del final de una fabulosa entrevista de la que os dejo el enlace porque merece mucho la pena:


“El capitalismo es un orden social caníbal, y yo aspiro a dejar de devorar a mis semejantes.” Sin temor a equivocarme, puedo decir que es exactamente a lo que aspira Ana Pérez Cañamares. Desde casi el primer instante sus ojos transmiten esa inquietud por el otro, por los demás, así lo reflejan sus poemas. 

Ana llega a la poesía como el que regresa a su primer amante y ahora se siente tan íntimamente ligada a ella que es, sin titubeos, el centro de su vida. Una poeta comprometida, guerrillera de palabras que ya venía indignada de casa

Os encantará escucharla: 


Mantiene su blog con el mismo mimo que una habitación de su casa, y no sólo comparte sus poemas, sino que, fiel a esa mirada inquieta, muestra y presenta generosamente a otros colegas: 


Muchísimas gracias, Ana, de corazón, por tu patio, tus poemas, por ti.

miércoles, 4 de enero de 2012

en el hospital

.























había otra ternura en sus bolsillos
y un infinito abierto en cada esquina,
esmaltaba promesas de cartón
sin saberlo,
las colocaba cada día
                                    en los olmos
y esperaba,
unos minutos, una hora, tres lunas,

había soledad, allá abajo, en el patio
y la sombra pequeña
de un ciprés,
había una luz y el recuerdo amargo
de todo lo incumplido,

sollozaba el poema de su muerte
        como si todavía.

[foto: yanire fernández]

Buscar este blog

FEEDJIT Live Traffic Feed