jueves, 10 de febrero de 2011

Sin etcétera

.

Foto: extraída de la red

Como una inevitable cita llegó el tedio
—desprovisto e inerte—
secuestró tu palabra,
y casi como la ropa tendida
que se conforma ingrávida y sin suerte,
te reclamó perfecto.

Tú negaste el zumbido del otoño
y la nieve templada.
Con palco de tribuna y frágiles excusas
te cosiste la vida de invisibles instantes
que ya no reconozco,
ahora me estremece el día a día
porque ya no tenemos cadencia ni equipaje
y la abismal rutina empapela y subraya
las sonrisas cansadas,
no hay baúles ni puertas para cerrar el tiempo,
tampoco las concéntricas costumbres
que enlazan un amor desahuciado.

(¿Cómo no sentir pánico de esta insolente nada
que me viste blanquísima, extraña y circunstancia?)

Yo sólo quise ser tu plural más amable.

.

34 comentarios:

Poemas en escabeche dijo...

Me estremece el alma leerla, señora
Permita que la aplauda, con palmas a compas
taca taca tacatac.

Charcos dijo...

Esta vez voy a ser tan breve como ese puñal de hielo que me hurga en este vacío que rellené hace tanto de virutas de papel y nada.

Y sentí pánico de tanto blanco

Besicos

(you are la milk)

El Éxodo dijo...

¿Cómo no sentirlo? No es posible. El pánico es un animal que gusta hacer su nido en el vacío.

Besos.

Cindell dijo...

Creo que la última frase lo encierra todo. Es lo que más me ha gustado del poema.
Un besito.

Isolda dijo...

Tú negaste el zumbido del otoño
y la nieve templada. Todo está dicho... La frase final de antología.
Muchos besos y versos por muchos años, Paloma.

La Solateras dijo...

Por primera vez te leo hurgando en el desamor, Paloma, y tan magistralmente como cuando penetras en el amor.

Triste y hermoso poema.

Un abrazo

María Socorro Luis dijo...

... y el desamor se va instalando lentito, lentito en la rutina. Irremisiblemente, va apagando el amor.

Una belleza. Mil besos.

eloy dijo...

Estremecedoramente triste, conmovedoramente hermoso. Suscribo totalmente el anterior comentario.

besos

(Con tu permiso, me llevo tu poema para publicarlo un día de éstos en mi blog lágrimas en la lluvia, en la sección Blogueando donde cuelgo poemas que me gustan de los que leo en blogs)

Emilio dijo...

Ya veo, Paloma, que sigues midiendo tus versos con una magnífica entonación (7/11/14) lo que le da al poema un ritmo de lectura exquisito en esta introspección en amores desahuciados.

Estupendo.
Besos y abrazos.

carmensabes dijo...

Alguien que niega el zumbido del otoño ya no existe, no es, el olvido llega sin rastrear, la blancura se instala para borrar amor antiguo y pintar sobre el lienzo nuevos colores, incluso en singular.

Te felicito, espectacular poema, bien cimentado externamente y excelente en la desnuda confesión.

Besos.

Amando Carabias María dijo...

Conseguir ser alguien que impida la llegada del otoño y del invierno, o al menos lo atempere, es quizá la única tarea que defina al amante, ser, como bien nos enseñas, su plural más amable... Pero a veces nos convertimos en ropa tendida...

Gustavo Pertierra dijo...

Tiene tanta melodía lo que escribes que parece que estuviese rimado, las palabras encajan unas con otras como si fuese un puzzle y tiene tanta sustancia el contenido que alcanzaría para hacer ayuno de poesía durante un tiempo.
Mi admiración y mis felciitaciones, si es que tienen algún valor y si no también, pués ya las expresé :P
Un afectuoso abrazo, Paloma

Leonel dijo...

Paloma, me dejas estremecido, con este y con cada uno de tus poemas, esto lo sabes, pero no me cansaré de repetirlo, me llegas hondo, me emocionas y una vez más, me he conmovido.
Lo leo nuevamente, no quiero que me pase este estremecimiento en los sentidos, es triste pero muy placentero saber que se estamos vivos cuando se leen poemas como este tuyo.
Besos, todos para ti.
Leo
PD. El verso final no sòlo es magnifico: Inspira.

Adolfo Payés dijo...

Cuanto tiempo sin visitarte.. y me quedo como siempre sorprendido ante tu poesía--

Un abrazo
Saludos fraternos..

Ánima dijo...

El lento rubor del ayer lapida el mañana vistiendo de hoy la más insolente amargura. Es el tiempo (minutos, horas, días…) que no ocupa su sitio entre nuestros oscuros espacios destinados al vacío, que ni siquiera cumple los plazos más elementales en la memoria de un verso que apesta a olvido. Es el tiempo que muy a nuestro pesar sigue empeñando su vida en ralentizar nuestros pasos cuando sólo camino le pedimos para continuar, sólo camino…

Cómo no sentirte hoy entre el acero y la sal Paloma…Cómo no hacerlo!

Un beso.

Antonio del Camino dijo...

Fluye el poema como un torrente, libre de ataduras y cortapisas, revelando a su paso la crónica de una íntima derrota, incomprensible. Hasta llegar a ese último verso, que todo lo resume y lo explica, y que, estimo, es un poema completo por sí solo:

"Yo solo quise ser tu plural más amable."

Enhorabuena.

Un abrazo

Paco Sales dijo...

Precioso poema Paloma, pánico sentiría de no llegar el otoño, un fuerte abrazo amiga

Begoña Leonardo dijo...

Ritmo, contenido, pasión por la palabra, certero el acento que entona la vida...
Me encanto de veras
Besito reina.

Jose Zúñiga dijo...

Ya sabes cuánto me gusta esta combinación métrica y hoy te ha quedado redonda. Y los versos dan que pensar, así es el desamor, amante, amado, amable. El título, impactante.

Carmen Cabeza dijo...

Me encanta tu poema. Estremece y transmite tantas cosas... desamor, tristeza, belleza, desengaño... resulta magnífico. Enhorabuena por tu poesía.

moderato_Dos_josef dijo...

permíteme decirte una cosa. tu excelente poesía rompe con la rutina. Felicitaciones.

Maria Sanguesa dijo...

Lo he leído varias veces, llega muy hondo, es parte del proceso de la vida... amor y desamor. No basta con amar, hay que sentirse amado para que el amor perdure y no se ahogue en las rutinas y la indiferencia que la falta de emoción y de comunicación, en todos los sentidos, pueden llegar a producir... Muchos besos, (estoy segura de que queda mucho amor en el camino).

Gaspar II dijo...

Lo he leído y vuelto a leer, será que la vida paga siempre de la misma forma.

"Ahora me estremece el día a día
porque ya no tenemos cadencia ni equipaje"....esta parte me ha tocado fuertemente.

Bello poema, como es tu costumbre.

Besos

Migli2007 dijo...

al tedio y al desamor, propongo la soledad-bien-sola.
Y me quedo bien prendida a tu hermoso poema. Bellísimo!
Muchos abrazo, muchos
Maffi

Marisol dijo...

"no hay baúles ni puertas para cerrar el tiempo,.." Esta frase suelta me ha impresionado mucho.
En sí, todo el poema es tristemente hermoso.
Un abrazo.

Marisa dijo...

Es la rutina la que acaba
instalándose
restando la frescura
que precisa el amor.

Como siempre
un bello poema.

Besos

Loren Simón dijo...

Concéntrica, profunda, existencial y llena realismo. Me encanta Paloma, eres una gran poeta¡¡
Mil besos

Índigo dijo...

Verdes y casi violetas, y esas pinzas del tedio que no han logrado atrapar a tu plural más amable. Un enorme beso.

Pablo Fernando dijo...

Es un privilegio leerte , tu lo sabes bien , un fuerte abrazo.

La cueva de los locos dijo...

Sencillamete precioso. Uno de los mejores poemas que te he leido. Un abrazo y enhorabuena Paloma.

Un beso


JJ

Jorge Torres Daudet dijo...

Te he puesto un comentario, y ha volado...
Te decía que me ha encantado tu sentir geométrico de las "concéntricas costumbres" y esa frase, lapidaria, final es tremenda, de Paloma, en estado puro.

Pedro F. Báez dijo...

No pudo haber un final más perfecto y apto para cerrar este poema:

"Yo sólo quise ser tu plural más amable."

Llora de añoranzas y de desencuentros tu pluma. Gélido, gris e inanimado soplo de lo cotidiano, creando un callo de nata sobre lo impostergable. Quiera Dios que encuentres combustible para romper la inercia. En expectativa, desde aquí, te aúpo. Besos como fricciones revitalizadoras.

Laura Gómez Recas dijo...

Paloma, la primera estrofa me parece excelente. Delimita la idea, el resto del poema se acopla a ella y es de una sutileza y, al mismo tiempo, de una radicalidad inusuales.

La idea, el sentimiento, la penumbra las dejas caer verso a verso, como un telón que ciega el escenario cuando toca el suelo: feliz tu último renglón.

:o)
Besos.
Laura

AnaR dijo...

No es fácil escribir al desamor ( y transmitirlo) sin despecho.Tú en cambio ,emocionas y más con ese final a sutil derrota.

Precioso.

Un abrazo

Buscar este blog

FEEDJIT Live Traffic Feed