martes, 15 de febrero de 2011

Nota: martes, 15 de febrero

.

foto: extraída de internet




Quise sentirme viva,
trabajé en el jardín
y he cortado cipreses infectados.
Llovía, como en todos los entierros.

.

34 comentarios:

José Antonio Fernández dijo...

Dice mucho, vaya que si dice.
Muy bonito, Paloma.

Ana dijo...

Bueno, bueno, si que trabajas, si. Corto pero, extremadamente sutil y acertado en esos momentos en los que uno no sabe como se siente.
Saludos

luis dijo...

Paloma el anterior comentario es mio. No cambié la cuenta de blogger.

Antonio del Camino dijo...

Cortar cipreses y mirar al cielo,
y que limpie la lluvia lo obsoleto.

Paloma, gracias por compartir tanta belleza y profundiad.

Un abrazo

Begoña Leonardo dijo...

Jopeta, es breve, pero deja un regusto... Para pasarse la tarde dándole vueltas o no?
Besos zamoranos con un Duero, hoy alborotado.

Amelia Díaz dijo...

Preciso, tenía que llover.

Hermoso, mi querida Paloma.

La cueva de los locos dijo...

Me gusta mucho el verso final, "Llovía como en todos los entierros" Dice mucho ese verso fnal. Me ha encantado Breve sutil y enormemente preciso. Un beso. Es un gran poema breve

JJ

Jorge Torres Daudet dijo...

Guillotina amenazante, cipreses... cortito pero impacta. Tu voz, soberbia.
Besos.

Charcos dijo...

siempre llueve como si el cielo quisiera disolver la tierra

Besicos

(que voz!!!!!!)

Leonel dijo...

No podìa ser de otro modo, directo, preciso, como la lluvia que traspasa y se entierra en la piel y en los sentidos. Me quedo escuchando para tatuarme tu voz en mi mente.
Besos para ti.
Leo

Luis Oroz dijo...

Genial, Paloma.

A veces es posible, las palabras se impregnan de su esencia, y la vida es más vida... y la muerte es más muerte...y la poesía se extiende más allá de su existencia.

Me ha encantado, se nota?

Cris Gª. Barreto dijo...

Querida Paloma:

Esto que has escrito es una exteriorización muy acertada. Encima hace poco fui a Tenerife a llevar flores a mi madre -falleció recientemente- y justo en ese instante cayó un fuerte chaparrón. Ya no están las flores, solo quedá el jarrón...Porque los difuntos no pueden evitar que las -tomen- y se las lleven.

Buen texto.

Besos con todo mi afecto,
Cris.

Andrea dijo...

bonito
como todos tus poemas

P.D : ya estoy aquí

Maria Sanguesa dijo...

Impactante, qué voz tan llena de sentido, tan plena... besos.

Emilio dijo...

Pareja de sietes y onces, Paloma, pero el poema vale como un repoker con ese profundo abismo que separa vida y muerte.

Abrazos.

Gustavo Pertierra dijo...

Dice mucho, pero deja gusto a poco.
Tu declamación le da una fuerza y emotividad desbordante.
Un afectuoso abrazo, estimada Paloma

César Sempere dijo...

Cortar cipreses... me hace pensar.

Un beso,

Jacinto dijo...

Pude yo cansado sentirme,
carretera hay en el descanso
girasoles sembrados de salud
Cuando amanece suele estar despejado.

El jardinero de la Noe dijo...

Desde luego Paloma que eres la bomba.
A ver que me aclare, ¿qué te ocurre?
Pues si ya lo sabes dilo y no te andes con remilgos.
Vive y deja que viva, aunque sea sólo y lejos de tí.

Terly dijo...

Leer tus versos hizo que se me arrugara el corazón, escuchar tu voz hizo que mi alma se estremeciera.
Besos.

Paco Sales dijo...

Corto, bello y directo, otro buen poema amiga Paloma, recibe un fuerte abrazo

Narci dijo...

Triste y bello, invita a la reflexión y tu preciosa voz envuelve como salida de ultratumba.

Besos

La Solateras dijo...

La buena esencia se vende en frascos pequeños. Una joya, Paloma.

Besos.

Jose Zúñiga dijo...

Me dejas sin palabras, así que no digo nada. Bueno, me apunto al coment de la Solateras.
Bss

Manolo Jiménez dijo...

A veces no hay nada más necesario para la vida, para vivir, que un buen entierro.

Abrazos.

Mamen Alegre dijo...

LLuvia que limpia, que desde el momento en el que cae obliga la mirada hacia adelante.
Precisión poética.

Un abrazo y un beso Paloma.

Ánima dijo...

Sueños que abandonan su efímero instante, lluvia que abraza el exilio interior, vida por vivir...

Un besazo Paloma.

El Éxodo dijo...

Tu también estás muy Poe. Muy poe-ta.

Besos.

Adolfo Payés dijo...

Limpio y conciso, pero hermoso como siempre..


Un abrazo
Saludos Fraternos..

J. G. dijo...

y quizás un triste domingo por la tarde

Laura Gómez Recas dijo...

En el tramo corto, el recorrido largo. En este caso, larguísimo.

Impresionante.
Un beso,
Laura

Pedro F. Báez dijo...

Difícil hacer jardinería en la lluvia cuando se asiste al entierro propio. ¿Qué ilusión entierras hoy con este poema, Niña Dorada? Me voy de luto y con los dedos podados, como esos cipreses infectados de tristeza. Besitos de escarcha.

Cacharrón dijo...

Donde hay cipreses siempre llueve.
Precioso poema Paloma.
Un beso,
Cacharrón

Laura Caro dijo...

Es que la mayoría de lo sembrado... no llega nunca a germinar.
Una gozada leer el acierto de la brevedad de tus palabras.
Un abrazo.

Buscar este blog

FEEDJIT Live Traffic Feed