martes, 5 de octubre de 2010

¿por qué?

,

Foto: María López Andreu


quiero saber por qué tus labios van al cielo,
si existe algún misterio
más allá del lenguaje imperativo
de exhalarse la piel,

por qué la tarde viene triste
y viene agua y espliego y ámbar,

por qué es indescifrable el sollozo de la arena
si hay amor en el aire
y un reflejo de nubes que susurra de ti,

por qué la noche llega con tambores
negros, deshabitados,
y en su versión de sombras sucesivas
tatúa en las paredes
la misma soledad desenterrada,
que oscila legendaria
y jactanciosa amortaja mis huesos,

¿por qué me duele el frío
y se instala más dentro que la nada?

.

56 comentarios:

Juanma dijo...

Lo ignoro, mi querida Paloma. No tengo respuestas a ese por qué. Lo cierto es que vienen tus poemas, este poema, todos los tuyos, a ayudarme ante esa falta de respuestas. Lo cierto es que, mientras llegan, yo me quedo a vivir en la belleza de tus preguntas y en el ático de tus versos. Desde donde tengo unas vistas insuperables.

Besos.

eloy dijo...

No hay respuestas, o no hay una única respuesta a un por qué. Como dice Juanma, a mí me llega la belleza de las preguntas. De momento me basta con eso
Un beso de azul mediterráneo

Liliana G. dijo...

Hay preguntas que sólo pueden contestar las voces interiores del alma, allí donde nacen los sentimientos y se perpetúan las ilusiones.

Bello e intimista poema, Paloma, donde la languidez de la soledad se mimetiza entre las metáforas.

Un besazo, reina.

Terly dijo...

Dos palabras en una pregunta...
¡Cuantos por qués se quedan sin descifrar en la vida!
Si cerramos los ojos y vemos nuestro pasado con la limpieza del pensamiento, observaremos una selva, un bosque de "por qués" sin que nos atrevamos a meterle el hacha y si lo hacemos, puede que caigan sobre nosotros mismos.
Un poema precioso, querida Paloma.
Un beso.

Isabel Martínez Barquero dijo...

Tantas preguntas sin respuestas, querida Paloma, tanto porqués en el aire, tanto sentimiento huérfano de certezas...

Me ha llegado de un modo muy especial este poema de hoy, muy hondo. También pregunto sin hallar respuestas, bien lo sabes.

Te resalto estos versos, tan desvalidos, tan hermosos:

"por qué la tarde viene triste
y viene agua y espliego y ámbar,

por qué es indescifrable el sollozo de la arena
si hay amor en el aire
y un reflejo de nubes que susurra de ti,"

Un beso muy cálido y muy cercano.

Curiyú dijo...

Y cuantas preguntas más nos llena la cabeza de incertidumbre. Un abrazo.

anabel dijo...

No hay respuestas a tantas preguntas como suscita la ausencia. Si hubo amor, queda un hueco en el alma difícil de llenar.

Hermosísimo poema Paloma.

Un abrazo.

Jose Zúñiga dijo...

Te diría que todo el poema es una pequeña joya. Pero la última estrofa, frase que se alarga, que se angustia, que angustia, es insuperable. Tanto como la última pregunta sin respuesta. El frío, la nada. Desolación extrema.

José Antonio Fernández dijo...

Preguntas sin respuestas. Muy bello poema y la fotografía muy, muy bonita.
Un abrazo.

E. Martí dijo...

Imprescindible preguntar cuando el vacío no se sabe de dónde procede (o sí se sabe pero es inexplicable).
Besos, amiga

GOGO dijo...

porque los porques nos aturdenn robandonos la paz del silencio..??

lujito leertee Palomaa..!!

se te quiere amigalmaaa..!!

Flamenco Rojo dijo...

Si algún día encuentras respuestas no dejes de decírnoslas...y de esta forma.

Un abrazo.

Noray dijo...

Lo mismo me pregunto yo cada día, aunque sólo escucho en mis oídos el carillón del silencio.


Un beso.

mariajesusparadela dijo...

Tampoco yo tengo respuesta.

ufff43 -Luisa Navarrete dijo...

Querida Paloma es que no me canso de leerte. Quien encuentre alguna respuesta que avise ;)

es más luego vendré de nuevo ;)

Besicos tropocientos

Paco Sales dijo...

Muchas son las respuestas que buscas, pero lo que te puedo asegurar es que con tus bellos poemas el frio no me duele, ya que no lo percibo estando inmerso en tu lectura. Un abrazo amiga Paloma

La cueva de los locos dijo...

Precioso poema Paloma, precioso. Por qué la tarde viene triste? ¿quien lo sabe? ¿quien sabe los mecanismos de la tristeza? ¿quién los mecanismos de un poema? Es un poema estupendo, Paloma. Un abrazo

JJ

Leonel dijo...

Querida Paloma, puedo decirte que no conozco las respuestas, pero tus versos se han instalado en mi mente y han invadido mi cuerpo con su belleza. y por suerte la sensación es completamente distinta del frío.
Te mando un abrazo caluroso.
Leo

Taty Cascada dijo...

La única que tiene las respuetas, eres tú poeta...Cuando nos formulamos preguntas, en el fondo siempre sabemos su significado.
Un beso.

Mercedes Pinto dijo...

Creo que, de alguna manera, a algo de lo que te pasa puedo dar respuesta: es posible que todo eso que sientes, todas las respuestas a tus porqués estén dentro de ti: tal vez no encuentres a nadie que iguale tu manera de amar y beberte la vida, y eso haga que de algún modo siempre haya alguna parte de ti en soledad. Y ese vacío lo cubres con tus poemas.
Un abrazo, amiga Paloma.

Luis dijo...

Querida Paloma, hay preguntas que son olas de un mar atascado en la garganta. Querida Paloma, hay voces que retuercen las dudas y abastecen este otoño que ya es blusa de paseo, camisa de trabajo diario.
Tanta pregunta, tanta misteriosa sombra... tanto camino.
Llegar a este lugar tan tuyo como tus letras, es una delicia para el alma y una inquietud para el espíritu.
Gracias por existir y por dejarnos tus pensamientos en esta ventana abierta en la que vives.
Un abrazo.

elintimistasecreto dijo...

El frío lleva dentro el desagüe de los ojos, las lágrimas que brotan en los sueños sin saber por qué , el recuerdo de un largo pasillo y una sombra que se aleja y se lleva calor de nuestras entrañas. Es ese frío.
Besos.

Amadeus dijo...

Le ciel est moins pur que le fond de son cœur ;
et les réponses sont dans l’amour qu’il te porte.
Regarde au fond de toi, tu trouveras son âme,
un ange bleu m’a dit qu’il l’avait déposée là.
Besos, una montaña.

andres rueda dijo...

Seguire leyendo tus poemas e inspirandome para pintar...

me encanta¡¡¡

Beso azul

Pedro F. Báez dijo...

Eres profunda y soberbia como un abismo de insondable belleza. Este poema me hizo estremecer. Contiene una pregunta básica e infinitamente reiterativa y humana: ¿por qué me toca estar solo(a)? Y no te preocupes, Paloma: sé que a veces es difícil llegar a mi página. Sucede mucho desde España. Ven a verme cuando puedas o cuando quieras. Conmigo siempre vas a quedar bien. Te admiro y te aprecio sinceramente y mi vida se enriquece con tu presencia y con el regalo de tu arte inimitable en esta página tuya. Abrazazo y besazazo pa' ti, guapísima.

Amando Carabias María dijo...

Lo más probable es que la única respuesta es que no hay respuesta, sino camino que intente el desbroce... Y a lo mejor el único camino es preguntarnos en versos tan hondos y hermosos como estos... Muchas veces la respuesta es la pregunta y como dice Mercedes, anda muy adentro de nosotros

Manolo Jiménez dijo...

Cuando el frío se enrosca en el alma solamente podemos sentir vacío.

Pero a veces nos encontramos con joyas como esta que nos dejas hoy que calientan el alma con una pregunta con tantas respuestas como personas, o ninguna, a saber.

Abrazos.

anabel dijo...

Paloma, me haces en mi blog una pregunta, y aunque no suelo contestar uno a uno los comentarios, quiero decirte que sí, que fue tal como lo describo y que dura hoy, como entonces, después de cuarenta años.

Un fuerte abrazo.

María Socorro Luis dijo...

Hay tantas preguntas...
Por qué la tristeza sin causa, la alegría por nada?...

Hay una certeza: tu poema genial.

Y otra: te quiero.

ana sáenz dijo...

si hay amor en el aire la soledad tiene sabor a nada

preciosos versos

un abrazo

Montxu dijo...

Sin preguntas; ¿Dónde quedarían tus versos?

Muxus

José Luis dijo...

Hermoso poema!
Tienes una magia especial en la esencia de lo escrito, amiga.
Por cierto: guapísimas la madre y la hija!!
Un beso!

Victoriana Díaz dijo...

Cuando el frío se mete en el alma, casi siempre produce dolor y esa angustia incontrolable que nos hace sufrir.
Es entonces cuando nos hacemos esas preguntas que casi nunca hallan respuesta.
Que mi abrazo te sirva de consuelo amiga

Odiseo de Saturnalia dijo...

El frío no duele o eso creo. Quizás sea yo el insensible pero... adoro las tardes frías de otoño, con el viento bañándome en espíritu y deseandóme llevar a no se dónde. Este fin de semana quizás me deje.

Juanjo Almeda dijo...

La fría arena guarda muchas cosas. Entre ellas, la soledad incomprendida.
Sólo leer... Besos.

Isabel dijo...

Pero siempre será un alivio preguntarnos, y si es con tus hermosas palabras será, incluso, un sedante para deshacernos en el deseo de saber.

Un abrazo gratificante.

El Éxodo dijo...

La respuesta, si es que la hay, sólo puede venir de la mano de un susurro sin palabras.

Besos.

Elvira Daudet dijo...

Niña bonita y sabia:
Hermosos los dos poemas, sobre todo el contradistorio de amor y rebelión, con versos magistrales:"Desligada tu sombra de mi abrigo/
desnuda, libre y sola,me tropiezo/con el musgo de otoños infinitos/". Te rebelas y cuando parece que estás a punto de liberarte de la herida del amor vuelves a someterte a su "azul ternura".
Acabo de llegar de Libertad, donde me he encontrado con tres fervorosos admiradores tuyos:Zúñiga, Arroyo y Jorge.
Te quiero y estoy deseando conocerte en persona
para descubrirte algún defectillo. No puedes ser tan perfecta. Besos. Elvira

ARO dijo...

La pregunta es trascendental y no tiene respuesta. El poema tiene belleza y misterio.

João Bosco Maia dijo...

Estive já por aqui e cá estou outra vez. Belo espaço para as letras e para remover este triste índice de leitura de 2 livros/ano por brasileiro. Na Argentina, são dezoito livros/ano.
Te convido a conhecer meus romances. Três deles estão disponíveis inclusive para serem baixados “de grátis”, em formato PDF.
Um grande abraço e boa leitura!
João Bosco Maia

Mayde Molina dijo...

Jooo, Paloma, qué bonito... y yo que no había tenido momento para llegar hasta aquí y leerlo y me lo había perdido hasta hoy...
Y también qué lindeza más sublime lo que escribiste para tu niña, estoy completamente segura de que ella va a heredar el don de tus palabras.

Besos cariñosos, querida, desde este otoño de nostalgías, a ver si al fin logramos que se nos vayan cayendo a cachos, palabra tras palabra.

Paloma Corrales dijo...

Juanma, querido, qué puedo decirte... sólo gracias. Los porqués nos van acompañar siempre.

Abrazo.

Paloma Corrales dijo...

Eloy, es que en preguntarse está el principio de las cosas. Gracias.

Besos de origen.

Paloma Corrales dijo...

Querida Liliana, no la sentía lánguida (a la soledad) más bien cruel. Supongo que la versatilidad es una de sus propiedades.

Abrazo grande.

Paloma Corrales dijo...

Mi entrañable Terly, las preguntas, en ocasiones, se hacen aún conociendo la respuesta, como si el hecho de formularlas pudiera cambiarlas. Así somos, o soy ;-P

Gracias, un abrazo fuerte.

Paloma Corrales dijo...

Me gustan también esos versos, Isabel, tienen algo de irremediable.

Gracias por venir a reflejarte.

Besos, doscientos.

Paloma Corrales dijo...

Bueno, Curiyú, prefiero la incertidumbre y caminar por la cuerda floja, las certezas (o el abuso de ellas) acaban creando seres omnipotentes.

Un beso.

Paloma Corrales dijo...

Quizás, Anabel, el hueco está desde siempre.

Un beso.

Paloma Corrales dijo...

Es cierto, Jose, es angustiante, pero así la siento y algunas veces hasta puedo escucharla.

Insuperable me viene muy grande, gracias.

Beso.

Paloma Corrales dijo...

Gracias, Jose Antonio, a mí también me encanta la foto; es de mi sobrina, que tiene una mirada muy especial.

Abrazo.

Paloma Corrales dijo...

Inexplicable, Esmeralda, cada vez que oigo (o leo) esta palabra pienso en esta canción. Qué cosas.

Un besazo. Gracias.

Paloma Corrales dijo...

Gracias Gogo. Besos aturdidos ;-)

Paloma Corrales dijo...

Se me ocurre sólo acumular preguntas, Flamenco, no tengo apenas respuestas.

Un beso.

Paloma Corrales dijo...

Que es lo mismo que escuchar los tambores, _Noray, qué le vamos a hacer...

Abraz grande.

Paloma Corrales dijo...

Mariajesus, quizá no exista y sólo sucede.

Un beso.

Paloma Corrales dijo...

Luisa, es que creo que eres un poco inagotable ;-) Gracias por tus lecturas.

Besos, una montaña.

Buscar este blog

FEEDJIT Live Traffic Feed