viernes, 15 de octubre de 2010

Como una lluvia exacta

.

Foto: extraída de la red

Completa de equinoccios
no me pidas legitimar tus pómulos,
recuerdo con detalle
esa fragilidad de amapola callada
que narran tus mejillas.

No regreses sobre los besos,
no quedan adjetivos en mi boca,
voy perdiendo palabras;
las cambio cada día con los muertos

(hoy descubrí un silencio
de escalera quebrada que de tan oscuro
se hace liquen del alma).
Es mejor –no lo dudes– consentir la escarcha,
migraremos la piel que conjuramos
en la dialéctica del tacto
y en un ritual de otoño interminable
seremos el letargo necesario.


Completa de equinoccios
no me pidas que borre tu contorno,
se empeña en ser impune en mi cintura
y respira despacio,
como una lluvia exacta de agua y agua.

.

46 comentarios:

Jose Fco. Delgado Abad dijo...

Bonito ritmo, un poco ms y me pongo a bailar.

Poeta del Cielo dijo...

Letras tan claras como gotas de agua que llegan a su destino y lo tocan al sentirlas....bañarse de tu sentir en tus versos es refrescar el alma y captar de ti lo mas profundo en tus escritos.... simplemente lindo.

saludos amiga
abrazos
linda semana

El Drac dijo...

Excelente como siempre querida amiga, y al leerte el sentimiento se hace tan fácil. Un gran abrazo

Isabel Martínez Barquero dijo...

Maravilloso, como siempre.
Enamoras la palabra y, con ella, enamoras a quien te lee.
Besos.

ufff43 -Luisa Navarrete dijo...

A ver..... sólo te puedo decir que te leo y vuelta a leer y a pesar de versos con un significado tan tremendo me inundas de belleza por dentro....

Tienes magia sólo puede ser eso

Besos y más besos

Mayde Molina dijo...

Joooo,Paloma, vengo ahora mismo de leer a Eloy y llego hasta aquí y te leo a ti en este poema tan precioso, y ya voy a tener que rebentar de tanta hermosura de versos en este amanecer.

Besos reina, y muy feliz día ya casi finde ;)

Amando Carabias María dijo...

A pesar de la soledad y la profunda tristeza que destilan estos versos ("como una lluvia exacta de agua y agua"), a uno le queda la sensación de que es más fuerte la sensación de belleza que de melancolía.
Y tengo que disentir. Estoy seguro que aún te restan infinitos adjetivos (en tu boca y en tus versos).

José Antonio Fernández dijo...

Un placer pasar por aquí y leer tu poesía.
Un abrazo.

Jesús Arroyo dijo...

Completa de equinoccios...

Esto ya vale para quedarse prendado del poema.

Un beso, Paloma.

PD.
Lo mismo me da noche, día,
la luz dura el mismo instante que la sombra,
el minutero detiene su camino,
no te tengo.

Pedro F. Báez dijo...

Completa de equinoccios, de estaciones, de cronologías y de galaxias enteras. Completa de gracia; de ese don nada fácil ni trivial que es saber llegar, gustar y permanecer. Completa de sentimientos y de belleza. En un palabra: completa. Beso y abrazo pa' ti, niña de magias. Feliz fin de semana.

El Éxodo dijo...

No cabe duda alguna de que estás viviendo unos momentos de intenso crecimiento poético.

Abrazos.

Jose Zúñiga dijo...

Como la hiedra crece este poema y se pega a la piel. Es "completa de equinoccios" es de antología.
Bs

Juanma dijo...

Ay, esa fragilidad de amapola callada, que certera una vez más. Un placer literario y hondo es leerte, querida Marisa. Una forma de reconciliarnos con el lenguaje y todo lo que el lenguaje puede llegar a decir, a decirnos. Sí, como una lluvia exacta de agua y agua, sí, así es...

Besos.

anabel dijo...

¿Perdiendo palabras? No, es un poema perfecto, precioso, con una especie de resignación pegada a la piel de esa mujer "completa de equinocios".

Me encanta leerte, Paloma.

Un abrazo y que tengas un buen fin de semana.

María Socorro Luis dijo...

Una gozada Paloma. Belleza a tope, que desborda.

Muxu.

Mercedes Pinto dijo...

El sabor agridulce de tus palabras no calarían tanto en mí (cuántos amores y desamores se han contado) si no fuera porque utilizas con destreza las herramientas (la palabra) y desde lo más profundo del alma.
Bello, amiga Paloma.

Manolo Jiménez dijo...

Como una lluvia exacta de adjetivos en su justo punto, en su justa medida, para componer un poema que de tan bello atrae como un imán.

Abrazos.

mariajesusparadela dijo...

Completa. Y con ritmo.

Isabel dijo...

Tus versos dicen tanto que hasta su belleza duele.

Hay en cada palabra tuya un poema que invita a imaginarte e imaginar la belleza interior que habrá detrás de cada una.

Gracias por expresar lo que los demás no podemos.

Un abrazo

Javier dijo...

En tal grado de entendimiento y sincronía, supongo natural que ambos os alternéis en la utilización del otro, tú y las palabras. Pero a veces intuyo que hay alguien más en el trance, puede que sea la música. Quién si no.

En fin, sólo un juego de disección innecesario.
Un admirado saludo.

Victoriana Díaz dijo...

Un placer leer tus versos. Son como lluvia en tierra seca. Aflora el sentimiento y el sentir de nuestros corazones.
Gracias amiga por compartir tanta belleza.

Mariana dijo...

hola Paloma siempre es un placer enorme leerte!Cariños!

Amadeus dijo...

A pesar
de las lánguidas escarchas del otoño,
que descubre la marea de equinoccio,
un contorno se arropa en la cintura,
lluvia y semilla de florida primavera.
Besos.

Ps. Es una preciosidad, cada día escribes mejor, si cabe.

Liliana G. dijo...

No creo que nadie se atreva a pedirte que borres sus contornos, una maestra como vos, sólo sabe dibujarlos :)

Bellísimo, Paloma. Besazos y buen finde.

azpeitia dijo...

Tus versos son agua cristalina...corren, saltan y envuelven...muy bellos...un abrazo desde azpeitia

Luis dijo...

Cuando te pones a coser letres con sentimientos, eres capaz de tejer con hilo de oro.
Un abrazo.
PD: y muchas gracias por seguirme en mi nuevo blog

César Sempere dijo...

Me encanta bailar por tus versos.

Un beso,

elintimistasecreto dijo...

Aún de tarde en tarde, imagino que no todo lo que amé se ha diluido, ni todo lo que fui amado, ni todo por lo que fui amado. Imagino que las sombras de mis versos todavía rodean una cintura en las noches más frías, en las noches en que hay otra compañía que solo busca el calor de la carne. Como poetas fuimos extraños en nuestras paradas y todo nuestro vocabulario no sirvió, quizás, para que nos impidieran continuar por otros puentes.
Esto sentí leyendo tus versos.
Besos mil.

Leonel dijo...

Tu, completa de equinoccios y yo que los pedía, los necesarios...
Y tu lluvia de agua y agua, y yo que quiero que sea lluvia...
Me encanta tu poema, casi casi nos respondemos.
Un beso grande.
Leo
PD. te envié un correo.

Juanma dijo...

Tierra trágame....venía de comentar a Marisa y cometí el lapsus...lo siento, Paloma. Bigamia blogueril. Ay, te pido disculpas.

Besos.

azul dijo...

Eres una verdadera maga, de los sentimientos, de la vida y de las palabras. Precioso, Paloma. Un abrazo lleno de azules para ti, y de unas gotas de lluvia, de colores.

E. Martí dijo...

Contornos que se desdibujan, sentimientos que se aplacan, olas que se pasean por un beso o un recuerdo... Danza de lo agridulce, de lo que va y viene queriendo o sin querer. Súplica o consentimiento.
Besitos, reina

La Solateras dijo...

Paloma, un gustazo acercarme a tu blog y descubrir tus magníficos poemas. Seguiré viniendo por aquí.

Un abrazo

J.Lorente dijo...

Como el Agua se deslizan tus Palabras por las Líneas... Cargadas de la Sensualidad que te caracteriza.

Un Beso de Agua, Paloma.

Jorge Torres Daudet dijo...

Mi querida Paloma; tu poesía, toda tu poesía, es un verdadero equinoccio de belleza y sentimientos.
Besos y, en poco, al natural, como más gustan.

santiago dijo...

creo que las palabras no las perderás jamás.
Un placer leerte y saludarte

Rafael Mulero Valenzuela dijo...

Querida Paloma: no hay otoño interminable en la inspiración que siempre te asalta y que nos brindas con generosidad en tantas imágenes que todos desearíamos saber expresar. Un beso.

Marisa dijo...

Ese silencio de escalera quebrada,
ese liquen del alma,
nos hablan de un necesario
letargo para un bello renacer
de primavera.

Una preciosidad de poema

Besos

Ignacio Bermejo dijo...

Tiene momentos... este poema... en los que uno puede entender por qué desde las palabras se alcanza lo sublime. Me has emocionado con el poema.

Márcio Kindermann dijo...

Que lindo isso!!! Poema que encanta.
Bj meu

El magnetista dijo...

El equinoccio divide la lluvia en dos, como los labios dividen en dos un beso que se junta en un abrazo

mi beso

el magnetista

aniki dijo...

Precioso, Paloma, eres genial.

Besossss.

Mercedes Pinto dijo...

Pues, si el poema anterior es de Laura, permíteme que la felicite desde tu casa. Supongo que Dios los cría y ellos se juntan, en este caso ellas, dos geniales poetisas.
Un abrazo.

Taty Cascada dijo...

Paloma: Yo que paso ahora, me regalo con dos poemas, uno de tu madera y otro de una poeta que desconocía. Me siento doblemente satisfecha por dos bocados sublimes.

Miguel Ángel Yusta. dijo...

Ufff....No tengo palabras. Sí un pensamiento para las dos...Besos.

Alberto Cancio García dijo...

Dios... qué bueno... :)

Buscar este blog

FEEDJIT Live Traffic Feed