lunes, 25 de abril de 2016

(destello)

















fui concubina de todos mis poemas
me elegían
yo paciente
me entornaba

me escuché
tuve orgasmos silenciosos
tuve injertos
tuve otras como yo

(me entornaba)

fui libélula
y volé sobre un río
y fui árbol y fui nombre
yo entornada
yo epidemia
yo escribiendo 
yo
por si la luz
o su suave prestancia.
foto: silvia grav

2 comentarios:

mailconraul dijo...

El concubinato se celebra con un libro de poesía, el amor viene después de cerrar todas las páginas (en el momento que el yo deja paso a otra presencia).

Ío dijo...

así asi mismo, por si la luz
que bello, Paloma
gracias

m.


["paradigma" no me permite decir nada, habrá que recordar, sí]

Buscar este blog

FEEDJIT Live Traffic Feed