miércoles, 23 de septiembre de 2015

(daguerrotipo)























y sin embargo
la brújula
—que nunca funcionó—
señala un lugar donde morir

no es blasfemia me digo
lo dioses no mitigan.

foto: rodney smith

2 comentarios:

Julito Chés dijo...

No lo aceptamos.
No lo tenemos presente.
Es el gran regalo divino.

Magnífico regalo como tu poema.

mailconraul dijo...

O una dirección para buscar un último propósito.

Buscar este blog

FEEDJIT Live Traffic Feed