jueves, 30 de octubre de 2014

Elvira Daudet, Antología poética (1959-2012)





Su poesía nace de la savia y la raíz. Ella sabe incorporar cualquier universo a un poema y transporta y hace temblar a todo aquel que tiene el privilegio de leerla, no os digo nada si se trata de escucharla. El próximo miércoles 5 de Noviembre, a las 19:30h, tenemos una cita ineludible: Elvira DaudetÁngel Guinda y Lidia López Miguel, en el Matadero de Madrid, nos presentarán esta maravillosa Antología que ha tenido a bien editar, en papel, Lastura. No deberíais faltar.


Os dejo un poema:


EN LA MEMORIA DESHONRADA DE LAS ROSAS
(Saint John Perse)


Al alba concluirá de súbito la fiesta
y caerán las máscaras con sus sonrisas muertas
como hojas amarillas del otoño.
El chirriar de las sedas desgarradas
pondrá en fuga a las nubes
y el salvaje bramido de la vida
acallará los últimos sones de la orquesta.
Deshilvanadas rodarán las perlas
como lágrimas por las avenidas.
Las marchitas y encallecidas flores
que son hoy vuestras manos,
se alzarán a atrapar el arco iris.
Y rodarán y rodarán las perlas
como lágrimas por las avenidas.
Enloquecidas por el pavor, ya agonizantes,
huirán por las ventanas las cifras de los bancos
como nubes de pájaros hacia el mar,
y habrá estampidas de chacales en las fronteras.
Las mansiones del luto, donde habitan los saurios
bebedores de sangre,
reventarán como un gran decorado.
Nacerá el hombre nuevo sin cadenas,
al alba, con ojos como láseres
y la razón, "memoria de las rosas
deshonradas", a punto desvelada
para que nadie más pueda engañarle.
De sus labios brotarán palabras nunca dichas.
En la ciudad de todos, redimida,
correrá el vino rojo por las calles
como un río salvaje desbordado,
arrastrando a su paso catedrales de azúcar,
cuerpos desencajados de sórdidas callejas.
Y resucitarán los desahuciados,
y su carne, zurcida con agujas
hipodérmicas más todavía humana y nuestra,
volverá a ser tejido de caricias.
En la ciudad de todos "bastará ser amante
para hacer de sí mismo un ser amado".
Quizá un día la cólera del hombre
acabará moviendo las montañas,
respondiendo a la fábula divina,
tras la noche final y alumbradora.


(El don desapacible, Ed. Libertarias 1994)

2 comentarios:

Marisa dijo...

Grandísima poeta
Elvira Daudet.

Besos para las dos

Lastura Editiones dijo...

Muchas gracias por compartir el evento, Paloma. Para Lastura es un honor inmenso haber podido editar esta antología. Un beso. Lidia

Buscar este blog

FEEDJIT Live Traffic Feed