lunes, 2 de septiembre de 2013

de nada sirve el alba




























el teléfono se hizo voz
y era mi voz
y quería decirme
un secreto de brumas
un secreto de sombras dormidas
decirme
no hay ningún secreto
cuando la noche nada tiene
y las horas se aquietan entre páginas
el secreto eras tú
todo estaba y permanece.

foto: plis7li

8 comentarios:

Rafael dijo...

Hermoso secreto el que se desliza de tus versos.
Un abrazo.

Ánima dijo...

Secreto que despierta amaneceres a la sombra de un temprano e inclemente pensamiento...

Un beso, Paloma.

antonio molina medina dijo...

Que hermosos son los secretos por la noche, envueltos en la brisa del mar..., la mar...

un abrazo

Antonio

Ana Garrido Padilla dijo...

Se te echaba de menos, Poeta, no sabes cuantísimo.

Gracias por el regreso y toda la luz.

Amando CARABIAS MARÍA dijo...

todo estaba y permanece...
Genial.

Darío dijo...

Hermosa, siempre.

Navegante Del Alma dijo...

Bello y perfecto tu poema, es un gusto navegar al azar y encontrar sitios como el tuyo.
Saludos desde Argentina.

Amando García Nuño dijo...

Teléfonos, voces, secretos...
Y resulta que eras tú.

Abrazos, siempre

Buscar este blog

FEEDJIT Live Traffic Feed