domingo, 20 de enero de 2013

hendidura




















una muerte sombría
en tu regazo
y el corazón latiendo
en las paredes
sólo un frío de venas precintadas
azul y mudo
un frío que se obstina
para que avances
con palabras sin himen
para que avances
desprendida de ti
sobre tus propias huellas.


[foto: plis7li]

10 comentarios:

Loren Simón dijo...

Profunda la hendidura de este poema en el corazón la que producen las palabras de tus versos ...un beso

Mareva dijo...

ha sido muy grato encontrar tu poesía que prende espuma en la angustia al leerte y sana

salud por ti

Amando García Nuño dijo...

Devastador ese frío de venas precintadas.
Espléndido. Un abrazo.

Alejandro Lérida dijo...

El frío de una vida. Muy buen poema. Y un blog digno de ser seguido. Un saludo.

Amando Carabias María dijo...

Hay un instante en que el poeta entra en la mayor de las honduras de la soledad, casi pareja a la muerte. Un instante en que los demás nos (ad)miramos por esta sabiduría a la que sólo nos asomamos desde la proximidad de la intuición, desde el latido de una emoción no sé si compartida.

Jorge García Torrego dijo...

Muerte Expansiva. Muy bueno.

Anónimo dijo...

¡Qué ganas de reencontrarme contigo y compartirnos "hazversas"! Un abrazo enorme mientras tanto. Carmina

ttdnb dijo...

Muy profundo.
Me gusta.

Escribís lindo :)
Versos y agua de besos,
Iveth.

María Socorro Luis dijo...


...como un leve temblor, tu poema...

besos y latidos.

E. Martí dijo...

Hasta la soledad nos empuja a seguir avanzando.
Besos

Buscar este blog

FEEDJIT Live Traffic Feed