martes, 6 de septiembre de 2011

Vigilia de un martes

.



Reconozco la cueva,
la misma sensación de no alcanzar
el silencio
(aunque calle),
la misma oscuridad convaleciente
sentada sobre el mármol,

reconozco la cueva,
su carga insoportable de fracasos,
ese ruido de canto vaporoso
que furtivo me borra lo vivido,
como un eco que exhibe su tragedia,

reconozco la cueva
el bálsamo sonámbulo del agua detenida
cuando me quedo sola
con la noche,
las sombras y sin dioses,

(¿qué más puedo decir...?)

                es sólo mi mordaza
que me llama hacia dentro.

39 comentarios:

Charcos dijo...

no me gusta esa cueva, no me gusta re-conocer-me en ella, no me gusta este cuchillo que me sangra tus palabras, no... no me gusta.

y no puedo dejar de leerlo

esta vez te aplaudo con admiración y te abrazo.

Leonel Licea dijo...

En ciertas circunstancias, lo importante es vivir, revivir, resurgir, reinventarse, más aún, cuando sentimos que todo esta detenido, que no se va adelante, que no llegamos donde queremos, entonces hay que buscar nuevas vías, regenerarse, no importa cómo. Quién viva sin pecados, que lance la primera piedra.
Poema que siento lleno de un simbolismo que más allá de lo dicho. Que crece siempre, como toda tu poesía, querida Paloma. Un abrazo fuerte y mil besos.
Leo

Tania Alegria dijo...

Lo importante es reconocerla. Me detuve para aplaudir un magnífico poema y me voy con la convicción de que el neorrealismo es el rescate posible para el arte poético en este siglo en que nos toca vivir.
Un abrazo, Paloma. Y una venia.

Rafael dijo...

Quizás revivimos una y otra vez en cada poema...

Un abrazo y gracias por permitirme descubir tus versos.

Rafael

jojoaquin dijo...

pedazo de poema. Sin más. Besos

Isabel Martínez Barquero dijo...

En muchas cuevas anida nuestra existencia. Las metamorfosis sucesivas por las que pasamos nos meten en su oscuridad.
Me encantó, Paloma.
Un besazo.

Paco Sales dijo...

Precioso Paloma, sigue buscando que seguro encuentras la cueva que todos anhelamos. Un fuerte abrazo para ti amiga mía

Gabiprog dijo...

A veces en nuestra guarida manda la oscuridad, pero desde ella suele verse la luz de la salida.

Un abrazo.

La Solateras dijo...

En este poema, como en todos los tuyos por otra parte, lo de menos es el contenido, que es interpretable. Es ese don que tienes para los calificativos,oscuridad convaleciente, por poner un ejemplo, que hacen tu poesía hermosa y única.

Enhorabuena, rubia.

Besazos.

Isabel dijo...

¡Qué belleza! Hay música hasta en ese agua detenida, esa música que sabes introducir en cada palabra. Un final prodigioso.
Mi admiración y mi abrazo.

diego Trad dijo...

Y yo que creía que leerte era una placer incomparable. Ahora que escucho esa voz, la belleza traspasó todo límite.
Muy buen poema.

José María Alloza dijo...

Cómo comentar desde el otro mundo, allí donde nos transporta una ambrosía de versos y voz.

Tania Alegria dijo...

Ese poema con voz es una inyección de sangre en el pecho. Gracias, Paloma, por ser, por estar, por escribir.
Un abrazo.

Anónimo dijo...

Isabel me ha servido de puente hasta tu poema, así que gracias a ella, por ello, y a ti, por escribir estos versos.

SUE.

Rosa dijo...

Que buen poema Paloma, con esa voz tan única y tan reconocida. Y qué decir del final... Impresionante y original como todo lo tuyo.

Un beso

Charcos dijo...

impresiona tu voz con ese eco que parece salir de lo más profundo, de allí dónde el eco es herida y sangre.

besicoss poeTAZA

Migli2007 dijo...

Un poemazo, Paloma y en tu voz, aún más!
Abrazos
Maffi

Juan María Jiménez López dijo...

Admiro cada día más tus poemas, tu voz cálida, profunda y fuerte al mismo tiempo, tu forma de decirlos, la solidez de sus estrofas, los versos inesperados, las sorpresas lingüísticas y la resolución del asunto. Admiro, amiga Paloma, tu caudal incesante de creación poetica. Admiro tu capacidad de recrear las palabras y sus sentidos... hacia los nuestros, hasta empaparlos totalmente de tus cadencias y tus presencias.

José Antonio Fernández dijo...

Me encantó. Y los versos finales son d antología. Te felicito!

Jorge Torres Daudet dijo...

Ni puta ni monja, diosa de las profundidades que escalan tus versos.
Besos, bella diosa.

eloy dijo...

El poema me parece magnífico, pero si lo escuchamos en tu voz ya roza lo sublime. ¡Qué manera de recitar! Esa voz acaba de salir de la cueva. ¡Impresionante!

Un abrazo admirado

Sentimentiras dijo...

Joder, Paloma, qué bueno es. No puedo dejar de leerlo, ni de escucharlo.

Gracias, gracias de verdad.

Marina Plá dijo...

¿Y no reconocés la salida?

Anónimo dijo...

Paloma, ma colombe...quels beaux yeux

Qui était Jota...?
Je reconnais les fleurs du limbe,

Bisous.

María Socorro Luis dijo...

La vida nos hace renacer en cada circunstancia. El poeta renace en cada verso. Ay, Paloma, tu voz...

Besísimos.

El Éxodo dijo...

La más humana religión: la mente prostituida del poeta para darse a los otros sin poner precio a la palabra.

Besos.

Ángeles Hernández dijo...

La cueva, pricipio y fin que todo lo envuelve, cobijo cálido y deleznable lugar húmedo y viscoso, monja y puta.

Vibrantes palabras que conducen a leerla varias veces para empaparse de su profundo misterio.

Un abrazo Á.

La sonrisa de Hiperión dijo...

Siempre encantado con los versos que nos dejas.

Saludos y un buen domingo.

Teyalmendras dijo...

Un placer disfrutar con tus palabras, un descubrimiento... un gusto.

Saludos ;)

antero dijo...

uf, qué añadir?, enorme.

nazcas lo que nazcas, será poema.

un fuerte abrazo.

sarco lange dijo...

Tu resurrección es pura pólvora.

Abrz.

JOAQUIN DOLDAN dijo...

incluso monja y puta

José Alberto Socorro - Noray dijo...

Lo único y verdaderamente importante es sentirse, a pesar de los pesares, vivo... renacer desde la propia soledad.

¡Qué gozada escuchar tu voz!


Un abrazo.

José Luis dijo...

Genial, genial, genial!!
Besos, Paloma!!

Carlos Augusto Pereyra Martínez dijo...

La cueva que es metáfora, iteración y anáfora, para darle diversas aristas en al construcción del poema, para saberse renacer desde ángulos diversos, que al fin son el mismo...parimientos,alumbramientos...cad día nos parimos, en tu poema en sombridez de la cueva...y somos no importa qué. UN abrazo. Carlos

Narci dijo...

Monja o puta ¿Qué más da?.. mientras la fuerza de tus versos te acompañe y nazca, renazca o reviva contigo una vez y mil veces, siempre será Paloma.

Besos

kynikos dijo...

terriblemente hermoso... resignación con peso de mar.
un beso.

Anónimo dijo...

Estremece el misterio de la poesía, esta, que , por qué no, ayuda a salvarnos.
Un besote
Gino.

Jonás dijo...

Grande.

Buscar este blog

FEEDJIT Live Traffic Feed