domingo, 3 de abril de 2011

Con mis muertos (con voz)


____________foto: extraída de la red


Ahora que un diagrama de conjunto vacío
es un temblor insomne,
y a veces —cuando lloran las luciérnagas—
un sótano de escombros,


hay días que el hastío se embalsa de nostalgia
y lo tangible se deshace
en la corriente que no fluye,
otros, sucede un tiempo sin palabras,
como una penitencia de todas las esquelas,


hay días que regresan ellos mismos
a la nada inestable,
entonces lo comprendo: no existen los fantasmas
ni las voces, tan sólo son mis muertos
que en su último epitafio custodian un poema.
.

20 comentarios:

Charcos dijo...

Hay días que duelen de vacío seco.

Te lleno de besos

Begoña Leonardo dijo...

Me gustó muchísimo y el broche es total. Felicidades curranta.

Isolda dijo...

Hay días que tan sólo nos acompañan los muertos. Pero somos capaces de desgranar estos versos que has enlazado en filigrana.
Besos de vida, a pesar de sí misma.

El Éxodo dijo...

Sí que existen. Y no tienen por que estar muertos (al menos desde el punto de vista forense). Existen y recorren la mente de los vivos. Y de los muertos que lo están, pero no desde el punto de vista antes citado.

Besos.

Paco Sales dijo...

Unos versos preciosos Paloma, no creo en los fantasmas, pero si en mis muertos, un fuerte abrazo Paloma

J.Lorente dijo...

Yo si creo en los fantasmas... Están en cada recuerdo, en cada silencio, en cada lágrima que no va aresucitar sus cuerpos.

Un Beso Vivo, Paloma.

José Antonio Fernández dijo...

un gran poema, Paloma, tanto en contenido como en continente. No tengo más que felicitarte.
Me ha encantado la última estrofa y ante todo el último verso.Un gran broche final.
Te mando un abrazo.

Gustavo Pertierra dijo...

Que maravilla la poesía, cuando uno cree que el otro o uno mismo ya ha llegado al tope, sugre de nuevo algo maravilloso. Palabras que juegan a crecer con otras palabras ya conocidas, palabras que mueren o se suicidan para no repetirse. Que maravilla, no dejas nunca de conmoverme con tus palabras.

Un encanto la entrevista a Elvira, ya había visto la anterior. Tienes un natural manejo del tiempo y de los espacios para preguntar y escuchar y ese es un gran don, por sobre todo, no prentendes ser la protagonista, cosa más que detestable en un entrevistador, claro que entrevistando a Elvira... me imagino que se facilita un poco, pués es un deleite escucharla hablar y contar sus anécdotas, me pasaría horas escuchandola, copa de vino de por medio.
Mis más sinceras felicitaciones y un afectuoso abrazo.

Leonel Licea dijo...

La buena poesía se reconoce a la primera lectura, te agarra dentro y se expande tocando cada fibra interior de quien te lee. Eso me sucede con tu poesía, tienes el don de saber llenar esos espacios intangibles con sensaciones bellas y tristes, como este poema, y al mismo tiempo hacer pensar, mirarnos dentro y arrancarnos una lágrima emocionada. Sin dudas en esos días, un poema como este es necesario.
Gracias por permitirnos leer tu poesía.
Un abrazo fuerte, querida Paloma.
Leo

SIL dijo...

Los muertos nuestros nos habitan, Poetisa.
Es un honor leer en este sitio.

Con tu venia, te sigo formalmente.

Un abrazo desde Argentina:


SIL

Terly dijo...

¡Quejido, musical lamento dolorido, poesía!...
Granada espléndida, le faltó el rizado sol alicantino.
Besos.

Begoña Leonardo dijo...

Madre mía, nada más arrancar, ya se me pusieron los pelos como escarpias. Alucinante...

María Socorro Luis dijo...

Inmenso tu poema Paloma. Sí existen los fantasmas; a veces nos habitan, a veces están fuera, pero siempre con nosotros. Te dejo mi abrazo lleno de ternura.

(Ay, ese diagrama de conjunto vacío. me llevó por unos momentos a mis días de tiza y pizarrón...)

Flamenco Rojo dijo...

Gracias poeta.

Un abrazo.

Nares Montero dijo...

ganas de abrazar(t)

Amando Carabias María dijo...

Si hay algo de eternidad en la vida, quizá sea la muerte, pero a los vivos -en cada ´poca- les quedarán nuestros versos. Y cuando nos hayamos ido (también nosotros, también esta generación), y quienes nos sigan en este espacio, pero en otro tiempo, encuentren este poema quizá sean misericordiosos con su opinión sobre nosotros. Este poema, Paloma, tiene que cruzar muchas generaciones.

Delia Aguiar Baixauli dijo...

Hola Paloma, me preguntaba si tú estuviste este martes en el Diablos; me suena tu cara de la foto y el nombre de haberlo escuchado allí...

E. Martí dijo...

Esos muertos amados nos acompañan siempre
Bsss

Narci dijo...

Precioso poema, Paloma, cerrado con broche de oro por tus ancestros, por los de todos.

Besos

george dijo...

()

Buscar este blog

FEEDJIT Live Traffic Feed