viernes, 18 de agosto de 2017

(es)

















hay tormenta
una tormenta
de orugas verdes
en la boca
y un sigilo de sal

¿quién no ha dicho
al menos una vez
la lluvia
para decir lo solo
y sin embargo no?

es una noche
como las otras noches
—si acaso un poco más oscura—
si fuera un elefante
lo comprendería.
foto: noell oszvald

2 comentarios:

Rafael Humberto Lizarazo dijo...

Una noche como todas, pero diferente, de alguna manera.

Un abrazo.

Iosune De Goñi dijo...

Los animales siempre comprenden. Todo lo que escribes es bellísimo, Paloma. Un beso :)

Buscar este blog

FEEDJIT Live Traffic Feed