martes, 28 de junio de 2016

(me equivoco)























me equivoco si digo árbol
y no acierto ninguna geometría
si digo rombo
y escribo niebla
si pienso garzas
y no sé qué las yergue
y me equivoco
en los rescates
que nunca son
—nadie pacta un depósito de vértigos—
y me equivoco
en la esencia
si no sé qué las yergue
por no haberlo indagado

(quizás una ternura dorada e infinita
su dulce balbuceo)

y me equivoco
pero me avanzo
por si acaso descubro
en otras formas
en otro polen
esa ternura
dorada e infinita
que sostiene a las garzas.

foto: lara zankoul

sábado, 4 de junio de 2016

(era junio)




















  


nos excedía
todo lo desvelado
y su propagación de boca en boca

nos excedía el pulso
de lo prohibido
antes de que tuviera nombre

tú llevabas una ciudad en la espalda
con sus secretos vicios
y sus casas de nieve
                                              
(yo un zumbido de agua tibia
y estaciones al sol)

era junio
—lo recuerdo
lo escribí—

nos quedamos cobardes
no hubo más secuelas.

foto: brooke shaden

Buscar este blog

FEEDJIT Live Traffic Feed