viernes, 10 de enero de 2014

(alegoría)



















he visto una palabra quieta
irremisiblemente quieta
humillada
con rumor mineral
y una vergüenza rota en cada sílaba
rota como una pena tatuada
como la infancia rota

no sabe si será estaño ámbar
o la misma costumbre de naranjas amargas
que insinúa la vida

no lo sabe

he visto una palabra quieta
nadie la escribe y quiere sonar.

foto: masao yamamoto

Buscar este blog

FEEDJIT Live Traffic Feed